Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Ejerciendo Autoridad

Por Esteban Correa

Muchas cosas te parecen imposibles pero una vez que te atrevas a caminar en fe sobre tus sueños todo lo que emprendas será prosperado.

 

¿Cómo usar la autoridad?

Una de las cosas más llamativas en el trayecto de las conquistas del pueblo de Dios tanto en el desierto como en la tierra prometida era la reacción del enemigo, siempre el enemigo temía del pueblo de Dios, los enemigos temían siempre desde la primer conquista de la tierra prometida que fue Jericó, donde hubo gran temor de el pueblo de Dios.

“Yo sé que el Señor les ha dado esta tierra, y por eso estamos aterrorizados; todos los habitantes del país están muertos de miedo ante ustedes”. Josué 2:9 (Nueva Versión Internacional)
Por lo que podemos deducir fácilmente que nuestros enemigos espirituales temen de nosotros. Temen que tomemos el territorio que Dios ya nos entrego, porque saben que si Dios nos entrego la tierra y las bendiciones de antemano y nosotros avanzamos en ellas no podrán hacer nada más que soltarla.

Lo mismo pasó con Gabaón, ellos sabían que Dios les había entregado la tierra a los israelitas y cuando supieron que venian sobre ellos hicieron una astuta alianza para hacerse sus servidores porque sabían que iban a perder (Jos. 9 y 10). A veces los enemigos tienen “Mas fe” que nosotros, ellos saben de antemano que perderán y nosotros estamos ahí teniendo más miedo que ellos, porque estamos creyendo una burda mentira. Los enemigos astutamente tratan de intimidarnos disfrazándose de poderosos.
El pueblo de Dios se enfrento muchas veces a “gigantes” y naciones poderosas, ¿pero que son esas naciones al lado del Dios creador de universo? ¿Qué son esos gigantes al lado de Dios? ¡¡¡No son nada, Son pan comido!!!. Hermano el enemigo teme tu avance, teme que luches para crecer y conquistar tus metas porque sabe que lo lograrás si lo haces con fe.

Aprendamos una vez más de Josué:

“Así que no se rebelen contra el Señor ni tengan miedo de la gente que habita en esa tierra. ¡Ya son pan comido! No tienen quién los proteja, porque el Señor está de parte nuestra. Así que, ¡no les tengan miedo!” Números 14:9 (NVI)

Muchas cosas te parecen imposibles ahora te parecen como “muy difíciles” pero hermano eso no es así, esas cosas no son difíciles, solo parecen, una vez que te atrevas a caminar en fe sobre tus sueños todo lo que emprendas será prosperado, todo, recuerda siempre, que esa es la promesa, todo. Por ejemplo, Jericó a pesar de su gran muro de protección, aun así temían al pueblo de Dios, ¿sabes porque? Porque ellos ya conocían lo que había pasado en el desierto, sabían que Dios les había entregado muchas victorias, sabían de los milagros portentosos de Dios, sabían las señales y prodigios en el desierto y de cómo los había librado Dios del Faraón.

Entonces si Dios los había librado de Faraón en Egipto (la potencia más grande) ¿Cómo las otras naciones no le habrían de temer a los hijos Dios? Lo mismo pasa hoy, el mundo esta bajo el dominio del príncipe de la potestad del aire y mucha de nuestra herencia esta en manos de inconversos. El diablo tiene mucho terreno bajo su dominio, pero ese terreno pertenece a los hijos de Dios, por lo tanto vamos a avanzar para quitarle al enemigo lo que no le pertenece, necesitas revelación del plan y del gran poder de Dios para avanzar porque si temes al enemigo, nunca podrás. En el nuevo testamento vemos la sangre de Cristo y la resurrección que nos regeneraron para ser “Nación Santa, Real sacerdocio, pueblo adquirido por Dios” (1 Pedro 2:9)tenemos un linaje real, y ese linaje tiene autoridad. El Señor nos libro de lo más pesado y el peor de los enemigos que es la muerte eterna, el castigo del pecado y no solo eso, sino que puso al diablo bajo nuestros pies, entonces ¿Cómo no podremos conquistar nuestra tierra prometida en este tiempo?

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?” Romanos 8:32 (NVI)

La conquista más fascinante

Quiero contarte en esta parte una de las historia de conquista más apasionantes que jamás hayas leído.

Los gabaonitas se habían hecho siervos del pueblo de Israel porque sabían la promesa de Dios y una vez más los enemigos tuvieron temor del pueblo de Dios y para no ser destruidos decidieron hacerse servidores de Israel (Jos. 9 y 10) y lo irónico es que hasta los enemigos terminan colaborando con los hijos de Dios. ¡¡Nacimos para ser favorecidos!!

Y cuando se entero de esto Adonisedec, el rey de Jerusalén, tubo gran temor de esta alianza (Jos. 10:1-2) Por lo que Adonisedec pidio ayuda a los reyes de de Hebrón, Jarmut, Laquis y Eglón para luchar contra Josué y Gabaón. 5 reyes se unen para luchar contra Israel y en esta ocasión Josué experimento cierto temor.

Entonces estas naciones atacan a Gabaón (aliado de Israel) y los gabaonitas se asustan y piden ayuda a Josué y su ejercito (Jos. 10:6).

Ahora viene lo más importante y es que Josué marcha con la firmeza que lo caracteriza contra el enemigo:

“Y subió Josué de Gilgal, él y todo el pueblo de guerra con él, y todos los hombres valientes. Y Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti. Y Josué vino a ellos de repente, habiendo subido toda la noche desde Gilgal. Josué 10:7-9

Josué solo avanzo con valentía sabiendo que Dios lo acompañaba, para ganar la batalla hay que pelearle y eso requiere valentía, osadía, fe y esfuerzo. Luego que Josué da ese paso para ir a pelear Dios le da su respaldo y le dice: “No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti”.

Esto es lo mismo que Dios te dice hoy, si hoy, ahora mismo, para lo que estés por hacer y emprender, para cumplir tus sueños, esta es la palabra de Dios revelada para ti ahora mismo, grábatela en tu corazón para siempre jamás:

“No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti”.

¡Gloria a Dios! Es increíble las cosas que pasan cuando avanzamos en fe, mira el milagro de Dios ahora:

“Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda. Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada”. (Jos. 10:10-11)

La conquista de tu tierra prometida se hace luchando por fe, Dios hará su parte. Haz tu parte y Dios hará el milagro. ¡AMEN!

¿Pero cómo…? ¡Da la orden!

A partir de este hecho observamos una de las manifestaciones sobrenaturales más impresionantes de la biblia y es la ocasión donde Josué detiene el recorrido del Sol y la luna para que el día dure un poco más. Esta magnifica manifestación no provino de un clamor de un hombre desesperado, sino de alguien que tenía autoridad y ¡¡dio una enérgica orden!! Por si nunca te habías dado cuenta Josué no pidió en esta ocasión sino que ordenó, mira el texto:

Josué 10:12 (Reina-Valera 1995)

“Entonces Josué habló a Jehová, el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: «Sol, detente en Gabaón, y tú, luna, en el valle de Ajalón»

Aquí actúo la autoridad de un hijo de Dios sobre la creación de su padre. Los astros obedecieron a la voz de un hombre porque el sol esta hecho al servicio de la tierra y en la tierra mandamos nosotros, y como el sol debía seguir alumbrando simplemente Josué le dio la orden que se detenga y aquí vemos algo llamativo también, muchos científicos pensaron que la biblia estaba mal escrita porque lo que se detuvo concretamente es la tierra, si, eso fue el obrar sobrenatural de Dios, Dios detuvo la tierra simplemente para que el sol no deje de alumbrar, Josué no era astronauta ni astrónomo el necesito que el sol siga alumbrando, nada más, por eso dijo “sol detente” y eso es lo que sucedió más allá de la comprensión astronómica de Josué, el necesito algo y Dios lo hizo, no importa que lo comprendamos, importa que lo creamos. Significa que hay muchas cosas que nosotros no entendemos como van a suceder, simplemente tenemos que dar ordenes, hablarles a las cosas porque todo esta sujeto a nosotros.

En la oraci ón hay que incluir dar ordenes, Cuando sabes que eres rey dar ordenes se vuelve algo normal. Cuando Jesús oraba daba ordenes, cuando le hablo a la tormenta le dijo al mar: “Calla, enmudece”, y le decía a los demonios: “!!Cállate, y sal de él!”. “Sé sano”, “sé libre”, “sé limpio”, son todas ordenes. Cuando resucito a Lázaro simplemente dijo: “¡Lázaro ven fuera!” (Juan 11:43)Jesús tenía un vocabulario de autoridad, dar ordenes debe ser algo cotidiano, el Señor no mendigaba, no rogaba, no imploraba sobre estas cosas, solo daba ordenes. Le podemos hablar a las cosas para que vengan, o a las situaciones para que cambien, ordenarle al enemigo que retroceda, que suelte. Nosotros damos órdenes en el nombre de Jesús porque somos reyes. Dar órdenes es algo que nos debe salir continuamente en el vocabulario: “quiero tal cosa”, “voy a lograr tal otra”, “llegaré a tal meta”, es la declaración, cuando recibes la revelación de declarar comienzas a realizarlo espontáneamente.

El Señor dijo esto: “cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”. Marcos 11:23

Seguramente has estado clamando, pidiendo y rogando a Dios por muchas cosas pero llego el tiempo de dar la orden. Lo que digas te será hecho, en el mundo espiritual vas a comenzar a ejercer la autoridad de esa corona y título que tienes, todo comenzará a colaborar para que las cosas sucedan a tu favor. Todo el mundo físico y espiritual se doblegará ante tu orden, los demonios huirán y los ángeles vendrán en tu ayuda, el Espíritu Santo abrirá puertas y preparará el camino para que sucedan las cosas cuando des la orden.

****************************
Si no das ordenes eres como un
rey mudo sentado en su trono con
una corona y un cetro de autoridad
que no ejercen su función.
*****************************

A partir de hoy no importa lo que sientas, porque lo que sientas será tu orden. Siempre habla lo que quieres, di que se cumplirá tu deseo, que sanarás, que prosperaras, que te multiplicaras, incluso debes ser muy especifico también. Cuando entras en esta unción el Señor te guiara con mayor libertad, puedes ordenarle al trabajo que venga, a la abundancia, a que se forme tu futura familia en el nombre de Jesús, con seguridad declara todo lo que desea tu corazón, porque tu tienes tu palabra de rey y todo comenzará a suceder.

“lo que diga le será hecho”. Marcos 11:23

Dios abrió el mar rojo, pero necesito que Moisés le obedezca y ejecute la orden para completar el milagro. Dios derramó la lluvia en tiempo de sequía, pero necesito que Elías ore para que suceda el milagro. En tu boca hay un milagro, decláralo.

La tierra gobierna el cielo, hay cosas que están esperando ser desatadas en la tierra para que sean derramadas desde el cielo.

¿Sabías que hay bendiciones en el cielo que te están esperando? Mateo 16:19 Están listas para ser desatadas, necesitan de tu fe y tu palabra de autoridad.

Nosotros destrabamos las bendiciones retenidas en los cielos por medio de la autoridad y la fe, ya que fuimos bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, Efesios 1:3 Este versículo no solo significa que somos bendecidos espiritualmente, sino que en los lugares celestiales se van manifestando esas bendiciones en el mundo físico para que se hagan visibles, toda bendición y maldición espiritual tiene un efecto en el mundo visible.


+ Prédicas Escritas | Más Mensajes de Esteban Correa