Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Libres de la envidia

Por Sahir Akel 

El envidioso equivoca su camino, constantemente cree que lograra algo, cuando en realidad está edificando su vida sobre arena.

<

 

 

Proverbios 24:7 (PDT) "La ira es cruel, el enojo es destructor, pero la envidia es mucho peor."

Quiero tomar unos dichos sobre la envidia:

*La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual

*Nuestra envidia dura siempre más que la dicha de aquellos que envidiamos

*La envidia es una declaración de inferioridad

La envidia sana no existe. El sentimiento que produce la envidia, nunca es bueno.

Una de las definiciones de envidia es: "Tristeza o pesar del bien ajeno, deseo de algo que no se posee"

Al envidioso en realidad no es tanto que no le agrada que el otro tenga cosas, sino más bien al envidioso no le agrada la felicidad del otro. Por lo tanto, puede hablar mal de las cosas que el otro va consiguiendo, pero en realidad al envidioso le gustaría tener la felicidad o la paz que ve en la otra persona.

La envidia es la madre del resentimiento

*Dios no trabaja con resentidos (rencorosos, quejosos, irritados, disgustados). Dios no trabaja con gente que está enojada con la vida. Porque Él es vida.

La envidia no respeta, ni se limita a una clase social, la envidia esta tan metida en el ser humano, que no por ser pobre se es mas y por ser rico se es menos. Tanto pobre como rico, si es envidioso es pobre en el espíritu.

Es fundamental tener una conexión con Dios permanente, porque Él me ayuda a comprender que fui llamado para un propósito especial.

Esto quiere decir que voy a lograr algo que otro no lograra jamás. Puede ser parecido, pero no igual. Sabiendo esto, no necesito envidiar. Dios tiene para mí algo especial. Lo tengo que saber descubrir.

El envidioso equivoca su camino, constantemente cree que lograra algo, cuando en realidad está edificando su vida sobre arena.

La verdadera motivación de una persona que esta atestada por la envidia es el éxito y el fracaso del otro.

1. El éxito: Como no logra lo que el otro logro, la envidia se convierte en un fuego que lo consume. Y comienza a utilizar su mente para ver como lo pudo lograr y al mismo tiempo le desea que le vaya mal.
2. El Fracaso: Una vez que el envidioso identifica cual es el éxito que le genera envidia, su motivación es ser alguien más importante que el envidiado, hasta sentir que lo supero y que el otro se quedo estancado.

Dios nunca apoyará esto.

Dice Proverbios 23:17, "No tenga tu corazón envidia de los pecadores. Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo…"
*En muchas ocasiones, sentimos que los que hacen mal las cosas, le van mejor. Uno los mira y pareciera que a pesar de sus maldades, siempre caen bien parados.

Pero esto no es as í. Ya tienen el día marcado, tienen el fin establecido.

*El secreto para no caer en este error es: "Perseverar en el respeto a Dios"
Perseverar en este pasaje, en el idioma original significa: Apoyarse, agarrarse, reposar, afirmar, confiar.

*En otras palabras: Este proverbio me muestra que lo único que me permitirá alcanzar las cosas con una base solida es sabiendo apoyarme, agarrarme, afirmarme, confiar y descansar en Dios. Todo tiene su tiempo y Dios es Fiel para cumplir lo que promete.

La envidia es un estado interno

Marcos 7:18-23 (PDT) dice: "¿No se dan cuenta de que lo que alguien come no lo puede volver impuro? "Porque lo que coma una persona no afecta su manera de pensar, sino que va a su estómago y luego sale como desecho. (Con estas palabras Jesús daba a entender que ningún alimento está prohibido.)" Después les dijo: -Lo que sale del interior de la gente es lo que la vuelve impura. "Porque del interior de la gente, o sea de la mente, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, el robo, el asesinato," "el adulterio, la codicia, la maldad, el engaño, el desenfreno, la envidia, los insultos, la arrogancia y la necedad." Toda esa maldad proviene del interior y es lo que hace impura a la gente."

La envidia es un estado interno que te ensucia la mente y te convierte en alguien improductivo. Porque dejamos de producir para observar a los demás.

Una persona envidiosa, bíblicamente está contaminada. La única manera de poder quebrar ese poder espiritual es, pedirle a Dios descubrir mi propósito en la tierra.

La envidia no te permite establecer algo

Santiago 3:16 (PDT) dice: "Por eso, donde hay celos y envidia, también hay desorden y toda clase de mal."
*Nunca podes establecer una base firme, porque la envidia te encamina hacia el desorden, porque te ciega de tal manera que por la misma envidia, terminas tomando decisiones que después son muy difíciles de resolver.

Reciba esto: Hoy es el día donde dejamos atrás la envidia y nos liberamos de todos sus efectos. Hoy Dios nos hace libres.

Envidiados sí, envidiosos no

Dice Eclesiastés 4:4, "He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo…"

Aprenda esto: Cuando sos envidiado, no te aflijas, eso significa que estas alcanzando algo, cuando sos envidiado es porque estás trabajando y alcanzando excelencia.

Se de los que hacen y no de los que se detienen a observar como deberían hacer las cosas los demás. Se de los que trabajan y no de los que juzgan el trabajo de los otros. Algo grande viene, prepárate. (al copiar este mensaje cita autor y web avanzapormas.com)

<