Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

De la escasez a la abundancia

Por Sahir Akel 

No mires la situación, mira por encima de ella. Mira no con tus ojos, sino con los ojos de Dios. Con la visión del Espíritu Santo.

 

 

Este no es un mensaje para los que tienen poco, este es un mensaje para que, el que no tiene desarrolle una mentalidad de abundancia y para el que tiene, siga creando, logrando mayores ingresos. Para vivir bendecido y bendecir a los demás.


Dios conoce tu situación. El sabe tu necesidad.

Dios conoce todas las situaciones que les sucede a los miles de millones de seres humanos que están en este planeta.

Si bien el diseño de Dios para nosotros ha sido la abundancia desde nuestro comienzo, el ser humano debe reconectar ese estado del comienzo, con el estado actual. ¿Para qué?
Para crear un espíritu de Fe, que permite asimilar en la mente, que Dios me quiere más fuerte, más pleno, más desarrollado. Para romper el paradigma de que "a mí no me va a salir o siempre voy a seguir igual"

Dios a través de la historia utiliza momentos y frases para que podamos entender que nuestro camino debe ir en aumento. Debemos pasar de la escasez a la abundancia prometida

Job 8:7 dice, "Y aunque tu principio haya sido pequeño, Tu postrer estado será muy grande."

Dios no habla de tu principio eterno, Dios habla de tu principio natural.
Esto quiere decir que, Él conoce tu situación, Él sabe donde estas parado. Pero te está anunciando tu futuro. El anuncio del Reino de los cielos es "Tu futuro será muy grande"

La misma palabra en otra versión, "Tus primeras riquezas no serán nada, comparadas con las que tendrás después" (TLA)

Dios nos da acceso a la abundancia. Nos abre la puerta para que nos comparemos.
Dios no busca que nos comparemos con otros, sino con nosotros mismos.
El desafío no es superar a otros, sino a superarnos a nosotros mismos.

La biblia hace la comparación con nuestro pasado. Es por esto que no podemos vivir atados a lo anterior. Desear lo anterior. Vivir pensando en lo que sucedió.

Lo que a muchas personas los lleva a vivir en escases es, pedir cosas que ya tuvieron y perdieron.
Por ejemplo: Quiero tener el trabajo que tenía, quiero tener la casa que tenía, quiero orar como oraba… etcétera. Muchas de esas cosas que anhelamos quizás fueron buenas, lindas, grandes, etcétera. Pero Dios tiene algo superior.
No pidas o busques con una mentalidad estrecha. Porque se cumplirá el Proverbio que dice: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

El ser humano no fue creado para lo estrecho.

1 Samuel 22:1-2 dice: "Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres."

Pasar de la escasez a la abundancia

1. Tengo que dejar de huir. Algo que te mantendrá cautivo, será escaparte. David se estaba escapando de Saúl. Saúl lo quería destruir y no por casualidad se fue a una tierra llamada Adulam (Sig. Casa de Reposo)
*Ahora, el no estaba en una casa, el estaba en una cueva, una cueva es sinónimo de estrecho, de oculto, de pequeño.
Muchos usan el huir de las cosas para estar tranquilos. Pero de esa manera están buscando reposo en una cueva, al tiempo volverás a estar igual.
La mentalidad de escases te hace huir, el paso a la abundancia te llevara a resolver para después alcanzar.

2. Debo guardar mi mente, por sobre la situación: Sobre que David estaba siendo perseguido, se juntaron a él personas que estaban en peores condiciones.
La situación, siempre busca estrechar tu vida.
No mires la situación, mira por encima de ella. Mira no con tus ojos, sino con los ojos de Dios. Con la visión del Espíritu Santo.
De tal manera David pudo sobrepasar la situación, que ellos lo hicieron su líder. Y él les transformo el pensamiento.

Aflicción, deuda, amargura de espíritu. Son tres espíritus que te mantienen con una mentalidad de escases. Ese es el estado que se encuentra una persona cuando la escasez tiene tomada su mente y se convierte en su estilo de vida.

Dios no se detuvo en tu vida, Dios no detuvo su mano. Aprende a examinar la situación. Si obedeces a lo que Él te pide, estas pasando de un estado pequeño a un futuro de Gloria.

 

>