Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento


Mentalidad de excelencia
Por Esteban Correa

Cuando te manejas con excelencia Dios te dará gracia aun en las peores circunstancias. Puede cambiar lo que te rodea, pero tu ser interior nunca debe cambiar.



En argentina tenemos una frase que describe cuando queremos hacer algo sin mucho esmero, a cualquier problema: "Lo atamos con alambre" hace referencia a una mentalidad de que con un trabajo chapucero solucionamos cualquier cosa, a las apuradas, con materiales ordinarios y a medias, con mediocridad.


Si pretendemos que Dios haga con nosotros "cosas grandes" tenemos que cambiar la mentalidad, hasta que no nos movamos con una mentalidad de reino, es decir, de excelencia, de esfuerzo, de hacer lo mejor de lo mejor, nunca sucederá algo grande en nuestra vida, simplemente porque no estamos preparados. Dios no usa en cosas grandes a personas que no cuidan ningún detalle, que no tengan una visión amplia, que no planifican, no se informan, que no se perfeccionan.

Si queremos dejar una huella y ser de bendición, tenemos que hacer las cosas con excelencia. Cualquier pensamiento de hacer las cosas con mediocridad no proviene de la mentalidad del reino de Dios.

¿Que es Excelencia?

Es la capacidad de hacer algo que merezca elogio y admiración, es producir cosas de calidad superior. La excelencia no es solo lo que hacemos en nuestro trabajo, abarca más que eso, es una mentalidad de vida, es nuestra forma de pensar, sentir, creer, planificar y hablar. ¿Te imaginas en el reino de los cielos ángeles con alas rotas, cosas tiradas por el piso, paredes manchadas, libros llenos de polvo, música desafinada con mal sonido, olores desagradables, mesas con patas rotas? Dentro de nuestras posibilidades tenemos que dar lo mejor, esto es mentalidad de excelencia.

Eso que dijiste: "Es provisorio", pero queda para siempre mal arreglado. Cuando tienes la posibilidad de comprar cosas de calidad y optas siempre por la calidad más baja. En definitiva cuando puedes hacer algo mucho mejor y no lo haces es mediocridad. Alguien irónicamente decía: "Para que vamos a hacer las cosas bien si lo podemos hacer mal". Asi parece ser el pensamiento mediocre.

La excelencia de José

En al biblia tenemos a José, un ejemplo fenomenal de la excelencia. El hecho de ser fiel a Dios no basta para movernos con excelencia, porque José, era temeroso de Dios y un hombre de fe, pero lo demostraba con hechos concretos.

Cuando llego como esclavo a Egipto fue vendido a Potifar, el cual quedó encantado por la forma en que éste hacía su trabajo; era tan admirable que la biblia dice que Potifar: "tan sólo se preocupaba por lo que tenía que comer" (Génesis 39:6). Ante la propuesta indecente de la esposa de Potifar, José describe la relación con su jese así:

"José tenía muy buen físico y era muy atractivo. Después de algún tiempo, la esposa de su patrón empezó a echarle el ojo y le propuso:—Acuéstate conmigo. Pero José no quiso saber nada, sino que le contestó: —Mire, señora: mi patrón ya no tiene que preocuparse de nada en la casa, porque todo me lo ha confiado a mí. En esta casa no hay nadie más importante que yo. Mi patrón no me ha negado nada, excepto meterme con usted, que es su esposa. ¿Cómo podría yo cometer tal maldad y pecar así contra Dios? Y por más que ella lo acosaba día tras día para que se acostara con ella y le hiciera compañía, José se mantuvo firme en su rechazo". Génesis 39:6-1

Potifar le había confiado toda su casa y todos sus bienes a José, lo único que le había negado era acostarse con su esposa. Para alguien importante como Potifar, que era capitán de la guardia y funcionario del Faraón, no sería tan sencillo poner a alguien que se metiera en el seno de su familia, ordenara toda su casa, manejara todo su dinero y supiera sus cosas intimas, sin embargo una persona con espíritu excelente es alguien muy confiable, que nos brinda seguridad y paz.

Alguien con mentalidad de excelencia presenta estas características:

Es fiel a Dios.
Se esmera en cada detalle.
Termina lo que empieza.
Planifica las cosas antes de hacerlas
Sabe prever las situaciones conflictivas y se adelanta para evitarlas.
Aprende de otras personas que son excelentes en lo que hacen.
Es confiable y leal.
No pierde el tiempo en cosas vanas.
Usa los mejores materiales a los que pueda acceder.
Sabe expresarse con claridad y con un vocabulario adecuado.
Es esforzado, diligente y perseverante.
No anda en chismes, ni denigra a sus semejantes.
José llegó a ser el más importante en la casa de Potifar (seguramente tendría otros ayudante o esclavos). Dios te hará la persona más importante en tu empresa, negocio, estudios, ministerio, etc. Cuando uses la excelencia serás promovido, ascendido y bendecido con la gracia de Dios para llegar a cosas grandes.

José en la cárcel

La cárcel seguramente fue una gran lucha para José, por haber quedado preso tan injustamente. (Gn. 39:6-20) Pero eso no le modifico su forma de ver y hacer las cosas. Cuando te manejas con esta mentalidad, de dar lo mejor y ser fiel, Dios te dará una gracia especial aun en circunstancias adversas. Puede cambiar lo que te rodea, pero tu interior nunca debe cambiar.

"(…) Pero aun en la cárcel el Señor estaba con él y no dejó de mostrarle su amor. Hizo que se ganara la confianza del guardia de la cárcel, el cual puso a José a cargo de todos los prisioneros y de todo lo que allí se hacía. Como el Señor estaba con José y hacía prosperar todo lo que él hacía, el guardia de la cárcel no se preocupaba de nada de lo que dejaba en sus manos". Génesis 39:20-23

Otra vez los resultados fueron los mismos, el guardia de la cárcel depositó toda su confianza en José. No importa que tan difícil sea tu situación hoy, si te manejas con estos parámetros los resultados serán como los de José, serás bendecido por Dios, lleno de su gracia, ascenderás y prosperarás en todo lo que emprendas. Luego de demostrar y ser entrenado en diferentes situaciones, ahora si estaba preparado para algo mucho más grande, presentarse delante de la autoridad política máxima de Egipto, el Faraón.

Los cristianos a veces tenemos la mentalidad de hacer todo dentro del ámbito de la iglesia, solo para cristianos, lo cual es parte esencial de la obra Dios. Pero esto no quita para nada que nos podamos destacar con distintas cosas en ámbitos que no tienen nada que ver con lo religioso, ya sea artístico, profesional, empresarial o político. El Faraón no era "cristiano", ni tampoco Potifar era del pueblo de Dios, ni el jefe de la cárcel, sin embargo Dios los usó a ellos para bendecir a José y a todo Israel. Sus hermanos, los del pueblo de Dios, por el contrario fueron los que quisieron matarlo y lo vendieron como esclavo. A veces quienes deberían apoyarnos son los que terminan haciendo todo lo posible para hundirnos.

La excelencia y el amor

"Ustedes, por su parte, ambicionen los mejores dones. Ahora les voy a mostrar un camino más excelente". (el amor) 1 Cor. 12:31

Ser excelentes es también andar en el amor de Dios, porque lo mejor que podemos hacer es estar llenos del amor de Dios. El amor nos lleva a dar lo mejor, por eso alguien que tiene el amor de Dios se moverá con excelencia para dar lo mejor a Dios y sus semejantes.

10 veces mejores.

Con el profeta Daniel y sus compañeros pasó algo parecido a lo de José. El rey mando a elegir de entre los israelitas a los mejores en todo aspecto, sabios, de linaje real y sin defecto físico.

"Debían ser jóvenes apuestos y sin ningún defecto físico, que tuvieran aptitudes para aprender de todo y que actuaran con sensatez; jóvenes sabios y aptos para el servicio en el palacio real, a los cuales Aspenaz debía enseñarles la lengua y la literatura de los babilonios" Daniel 1:9

Ellos ya eran destacados porque fueron elegidos entre todos. Y lo demostraron estudiando en la lengua y literatura de los babilonios para poder servir al rey. Las mentes con religiosidad no se llevan bien con estudiar cosas que no sean cristianas, pero vemos que tuvieron que aprender y estudiar otra cultura, incluida su literatura, porque nada de lo que aprendas podrá cambiar tus convicciones. Es imprescindible estar preparados para llegar a puestos de autoridad.

"Cuando veas alguien que hace bien su trabajo,
no lo verás entre gente de baja condición
sino que estará en presencia de reyes." Proverbios 22:29 (RVC)

Luego de que ellos se esforzaran y estudiaran con diligencia todas las letras y ciencias de los babilonios (Dn 1:17) dice que: "El rey habló con ellos, y entre todos los jóvenes no se halló a nadie como Daniel, Jananías, Misael y Azarías, de modo que todos ellos se quedaron al servicio del rey. En todo lo que el rey les preguntó, y que tenía que ver con cuestiones de sabiduría e inteligencia, los halló diez veces más sabios que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino". (Daniel 1:19-21)


Te desafío a que mires las cosas que te rodean y evalúes todo lo que aun se puede mejorar y perfeccionar, si en tu imagen personal o tu estilo de vida puedes mejorar, hazlo, porque el Señor quiere una mentalidad de excelencia y no de mediocridad. El Espíritu Santo de Dios es quién nos imparte la mentalidad de reino, quién nos transforma a la imagen de Jesús, quién nos perfecciona para que seamos cada vez más excelentes. -> ¿Que opinas? Comenta abajo.

 

Mensaje perteneciente a Esteban Correa. Editor de AvanzaPorMas.com Si copias este mensaje en otras web o blogs debes citar autor y web.

 


 

 

<< Predicaciones cristianas escritas