Sanidad Interior - Liberación

Consecuencias del espíritu de rebeldía

La rebelión de Core Datán y Abiran

Por Elsa Lungo


Leer Números  16

Core , datan y Abiran eran levitas,  príncipes, gente de renombre. Eran dirigentes del pueblo de Israel, pero entró en ellos un espíritu de rebelión contra moisés y Aaron, v.3 Este espíritu va contra toda autoridad. Ellos querían sacar a Moisés y a Aarón del lugar que el Señor les había dado. La autoridad que tenían había sido delegada por Dios, por tanto Core datan y Abiran, directamente se rebelaban contra Dios.

Cuando el espíritu de rebelión toma el control de las mentes se produce una oscuridad que empieza a opacar el liderazgo, perdiendo el control de los propios actos.

Espíritu de entenebrecimiento va acompañado de dos espíritus más, el de celos amargos y envidia. Ambos se alojan en el alma, centro de las emociones, son engañadores y pueden camuflarse detrás de hermosas sonrisas, buscan desestabilizar a los ministerios, su ataque es hacia los más débiles en la fe, siempre buscan adeptos, necesitan hacerse fuertes ante las multitudes. Los celos traen inseguridad por tanto buscan  a otros porque en cierta forma guardan un  estado de cobardía.

La envidia genera descontento, viene acompañada de un espíritu de inestabilidad y ejerce sobre la voluntad un dominio desastroso, te incapacita como siervo, perdiendo poco a poco la unción que el Espíritu Santo depositó.

Junto con el espíritu de rebelión, aparece el de ambición y vanidad. Estos se alojan en la mente , pueden tomar el control de los líderes cuando no hay una verdadera consagración, produce tristeza, raíz de amargura, ostentación, autoritarismo, aunque siempre buscan compañía, siempre tienen sentimientos de soledad, quieren abarcar más de lo que les ha impartido el Señor.

Rebelión = adivinación= muerte espiritual = pecado considerado de muerte Comparado con el pecado de Satanás. Estos espíritus no reconocen la autoridad pastoral, quieren ser ellos los que lideren, no reconocen al que está en eminencia.

Ezequiel 28-14 "La rebelión produce maldad, iniquidad, enaltecimiento, corrupción, profanación, consume el ministerio dado por Dios volviéndolo cenizas, espanto y muerte.

Estos espíritus quieren tomar posesión de las cabezas, liderar ellos (Num. 10). 10 procuraban el sacerdocio, o sea el lugar que tenían moisés y Aaron, “procuráis también el sacerdocio”?.....

Moisés y aron,  tenían  el poder del Espíritu Santo, sobre ellos,  oraron a Dios, se postraron, buscaron la guía de Dios, no tomaron decisiones apresuradas, actuaron con prudencia y mansedumbre.

 v.5 tenían autoridad porque en ellos había santidad, un buen espíritu.

Cuando estas en santidad entras en el secreto del altísimo. Ellos tenían un lugar de excelencia.

Core datan y Abiran,  tenían posesión de espíritu de rebelión….el espíritu de rebelión produce contaminación de tu mente y de alma. Una de las armas que usan estos son la difamación y la murmuración. Esto lleva a la rebelión general y son empujados hacia la desobediencia.

 v.21, estos espíritus son ambiciosos, buscan su beneficio personal, sin importar el daño que ocasionen a la obra y a los propios hermanos, la rebelión es un principio infernal.

Cuando moisés y Aaron  oran a Dios buscando su  guía se produce un juicio sobre todos , sin excepción.

 vs. 28.
La rebelión abre las puertas del Seol, la tierra trago a Core, Datan y Abiran. Descendieron vivos al Seol, v.32-33

El espíritu de rebeldía abre el hades y esta tiene dominio sobre los que se levantaron en rebelión. Los pecados liberan el poder de la muerte.

A pesar de todo  lo que había ocurrido, Moisés y Aaron piden misericordia al Señor, oran por su pueblo Veamos que en  v.41 el pueblo vuelve a murmurar contra sus líderes  y se juntó toda la congregación contra ellos…

Pero Jehová de los ejércitos sale a la defensa de sus siervos y los cubre con la nube de su gloria. Salio furor de la presencia de Jehová. 14.700 personas murieron ese día a causa de la rebelión y la murmuración. V.49

La obediencia es revelada por Dios al corazón de los siervos. Los capacita para el liderazgo. Lleva consigo la bendición, la llenura del Espíritu Santo.

Entonces tu ministerio crecerá como aquella vara que le reverdeció a Aaron, 17-8
Dará sus renuevos y producirá frutos al ciento por uno. Será como señal a los hijos rebeldes. Y hará cesar toda queja v.10,

Dios es todopoderoso…
A él no se le puede engañar…
Búscalo para hallar su guía..
La unción la conseguirás cuando en comunión con El Espíritu Santo…entres a su secreto. Entonces serás exaltado.

Salmo 92-12
“el justo florecerá como la palmera”


 

<< Volver a Sanidad interior y liberacion