Solo debes ejecutar por la fe y la oración el milagro que Dios tiene hoy para vos.