Comenzar el DÍA con Expectativas y Dando Gracias a Dios por Todo

Por Esteban Correa

Dios preparó cosas mejores para ti, lo que viene a tu vida te llevará a un nuevo nivel. En Cristo lo mejor es lo que viene. Por eso declaramos que tus expectativas se abren a una nueva dimensión para dejar de ver las cosas de forma pesimista. Amén.

La biblia dice en Romanos 10:17: “Así pues, la fe nace al oír el mensaje, y el mensaje viene de la palabra de Cristo”. Pon especial atención a la clase de expectativas y pensamientos que tienes en tu interior. Es importante que al comenzar el día tengas un tiempo de buscar y recibir palabra de Dios. Cuando abrimos el corazón a lo que Dios nos quiere decir, estamos recibiendo fe para tener expectativas correctas, y a su vez expulsamos de nuestra mente a las tinieblas que nos quieren hacer creer lo peor. La biblia nos enseña que por oír la palabra de Dios nuestras fe se activa y las bendiciones se manifiesten. No podremos avanzar si le hacemos caso a los sentimientos de miedo, derrota o fracaso. El primer paso para transformar tu vida es cambiar las expectativas. Esto se logra dejando de escuchar malas noticias y abandonando los pensamientos incrédulos. Llénate hoy con pensamientos de fe para vivir con palabras, acciones y expectativas correctas.

Hagamos juntos esta oración:

“Dios padre te pido que envíes tus ángeles para que desaten sobre mí las bendiciones que tienes preparadas. Cierro ahora mis oídos físicos y espirituales a toda palabra de temor, derrota y angustia. Creo y declaro que lo mejor viene, que todo me saldrá bien, y que venceré los obstáculos en el nombre de Jesús. Amén”.

Anterior articulo:

Como Ser Librado de Personas Tóxicas con Oración

Siguiente articulo:

DEJA EL PASADO y Mira al Futuro

También te puede interesar...

  1. CUANDO LLEGUE AQUI VI UNA LUZ BRILLA Y CUANDO COMPRENDI QUE MI VIDA SE IBA A TRANSFORMAR ABRI MI CORAZON DEJE LA DE EL ENTRA PARA QUE JESUS MORAR MORAR AHORA TRANSFORMADO ESTOY VENGO ALABAR Y ADORAR A JESUS GRACIAS GRACIAS A DIOS

Publica un nuevo comentario