DEJAS LAS EXCUSAS, DE CULPAR Y TOMA TU VICTORIA

Por John Hagee

Génesis 3:12 – Y el hombre dijo, la mujer que me diste por compañera, me dio de ese fruto, y yo comí.

La gente falla cuando debe enfrentar el día malo porque sus vidas es una interminable letanía de excusas.

¿Por qué la gente falla al momento de enfrentar el día malo? Ellos juegan a culparse. Todo siempre es culpa de alguien más… la culpa de mi madre… la culpa de mi esposa… la culpa de mi esposo…la culpa de Dios…la culpa del gobierno. Es culpa de cualquier otro pero no la mía.

Adán fue el primero en jugar el juego de la culpa. Cuando Adán se dio cuenta de que estaba en graves aprietos con Dios, el miró a Dios y le dijo, “Esta mujer que me diste hizo esto”. Adán enfrentó sus problemas como un hombre: culpó a su esposa.

Excusa: Soy una mujer.

Una mujer fue la madre de Dios. Nada en la historia del mundo puede compararse a eso. Una mujer llamada Esther fue delante del rey a exponer una conspiración inicua y salvar a la nación de Israel sin la ayuda de nadie.

Excusa: Soy discapacitado.

Joni Eareckson Tada fue herida en un accidente de buceo y quedó cuadripléjico. En su silla de ruedas ella ahora viaja alrededor del mundo, hablando sobre la bondad de Dios y su gracia. Ella pinta, poniendo el pincel entre sus dientes. Ella incluso canta, y ella es un testimonio donde quiera que va. Franklin Roosvelt llegó a ser presidente de los Estados Unidos en su silla de ruedas. Napoleón era epiléptico.

El profesor de Thomas Edison dijo que él era demasiado estúpido para aprender. Eso debería animar a algunos padres cuando llega la libreta escolar. Beethoven era sordo. El punto es este: dejar las excusas y hacer el bien. Tú eres un hijo de Dios. Dios no creo basura, el no patrocina fracasos. Póngase toda la armadura de Dios; dibuje una línea en la arena y diga, “No voy a consentir esto otro día más”. La victoria va a ser mía ahora, en el nombre del Dios vivo”.

El pastor John C. Hagee es el fundador y pastor principal de Cornerstone Church en San Antonio, Texas. Mensaje traducido por avanzapormas.com Fuente: jhm.org/Devotionals/01-11-genesis-312

Anterior articulo:

Reconociendo y Sobrellevando a la Identidad Espiritual Robada

Siguiente articulo:

Estar al Servicio de Dios es Llamado Sacrificio

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario