Palabra Del Aliento Para Bendecirte Hoy

Palabras de Aliento

 

Dios Restituye lo Perdido

 

Pastor Miguel Arrázola

La integridad te hace que Dios te mire desde el cielo y te restituya, no hagas lo que todo el mundo hace, has lo que la Biblia dice.

 

1Samuel 30:1, El Dios a quien David, tú y yo le servimos es un Dios de restitución, aunque te engañen mil veces, Dios te va a devolver lo que es tuyo, Jacob trabajó veinte años para Labán y nunca le pagó lo que le correspondía, pero un día Dios le dijo que restituiría todo lo que Labán le quitaba, Hay alguien que nos defiende desde el cielo y nos devolverá todo lo que nos han quitado.

De pronto has perdido la armonía del hogar o el corazón de tu hijo cambió se volvió rebelde, o quizás te dieron un buen empleo y luego te desacreditaron, te lo quitaron injustamente o por tu culpa, en cualquier circunstancia es posible que hayas perdido la fe, Dios es un Dios de restitución te devolverá todo lo perdido.

"Las eras se llenarán de trigo y los lagares rebosarán de vino y aceite y os restituiré lo comido por el saltón, la oruga y el revoltón y nunca más será mi pueblo avergonzado", Dios te devolverá esta noche, este día, en este tiempo todo lo que perdiste o te robaron. No se si perdiste la honra, un hijo, la buena salud, o un empleo, Dios promete como a David que es un ejemplo de alguien a quien Dios le devolvió todo, no había hecho nada malo cuando Saúl lo odiaba o cuando estuvo peleando frente a Goliat, lo perdió todo hasta el punto de ser difamado, que es la última etapa para la doble bendición que Dios te dará en tu vida, tuvo que vivir en la tierra de sus enemigos, arrimado en la tierra de ellos y un día por irse a la guerra con otros Israelitas, se le habían llevado todo hasta sus mujeres e hijos, por lo que lloraron los Israelitas sin esperanza. Pero él hizo varias cosas, hubo hasta deseos de los Israelitas de matarlo porque creían que de él era la culpa:

1. Se fortaleció en el Señor.
2. Oró con el sacerdote.
3. Fue de camino a buscar lo que era suyo y logró obtener la devolución de lo suyo.

1. Se fortaleció en el Señor no en la gente, yo se que duele perder un empleo o que un hijo muera, duela perder una casa o un familiar, pero hoy se acabó el tiempo de aflicción porque llegó el tiempo de la restitución, pero hoy alguien tiene que levantarse por esta generación e irse al campo del enemigo a buscar lo que se le había perdido, quitemos todos los pecados que nos llevaron a esa perdición. Alzaré mis ojos a los montes de donde viene mi socorro, mi socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra. El pecado te detiene y te hunde en la perdición y te hace perder el terreno ganado, todo lo que Dios te había dado lo pierdes por el pecado. Las escrituras son bien claras cuando nos apartamos de Dios, el enemigo se roba todo. Todo lo ganado en otras batallas era perdido. Al pecado solo le falta la confesión porque la confesión de tu pecado permite que te llegue la restitución. Por eso dice Joel: Vuélvanse a mí con todo el corazón con ayuno, con ruego. Hay una promesa en Deuteronomio 30:1-5, Jehová te recogerá cuando te volvieres a él de todo corazón y de toda tu alma y te hará volver a la tierra que heredaron tus padres y te multiplicará más que a tus padres. Jóvenes Dios los está levantando porque ustedes tendrán más plata que sus papás y abuelos, igual los casados tendrán más prosperidad, Dios es un Dios de misericordia.

2. David buscó al sacerdote Abiatar, igual ustedes vengan con su esposa e hijos al altar oren con sus padres espirituales, hay un poder tremendo en la oración, uno hace huir a mil pero dos a diez mil. Hay poder en la oración. Ore hasta que Dios le de una palabra o una estrategia o un plan, agarrase de La Palabra del Señor, pelee hasta el amanecer por esa bendición, y cuando la tenga esa es la Espada del Espíritu, esa es La Palabra de Fe que predicamos, úsela y manténgase ahí y pelee y pelee con La Palabra. Ora hasta que te hable y te de una promesa o estrategia y con eso vencerás. Así vencerá a sus enemigos, Israel entró en Egipto por honra, el mundo te roba las riquezas, el mundo te exprimes pero Dios te restituye todo aun si son cuatrocientos treinta años de esclavitud.

3. Lo que no le pagaron en Egipto a los Israelitas por cuatrocientos cincuenta años Dios se los devolvió en un día, viene un tiempo de paga, viene un tiempo de restitución. Jacob no engaño a Labán fue integro en todo, pero Dios le restituyó todo, la integridad te hace que Dios te mire desde el cielo y te restituya, no hagas lo que todo el mundo hace, has lo que la Biblia dice. Se viene un tiempo de restitución para tu familia, hasta el abogado se pondrá de acuerdo contigo, los hogares serán restaurados, Dios te va a dar algo más grande de lo que perdiste, fortalécete en Dios que sea tu refugio, que sea tu escondite, ora hasta que te de la Palabra y cuando te la de ve con las Espada del Espíritu y derrota a tus enemigos. Este es el tiempo, no se si hayan mujeres desamparadas o abandonadas, Jesús te promete que es tu esposo que pelea por las viudas, por las mujeres abandonadas, Dios ama a las viudas y a las desamparadas, Dios mira tu trabajo celular y tu sufrimiento y te dice que es tu esposo, tu hacedor, tu herencia.

Tus hijos serán ministros del evangelio, grandes profesionales, grandes deportistas, van a ser lo mejor.

De pronto perdiste la honra crediticia y te reportaron en centrales de riesgo, saldrás de ahí y te darán créditos nuevos, te devolverán el trabajo que te habían quitado, es tiempo de restitución. Hay un rey pensando en ti, Ya no es tiempo de lamentarse, ni de llorar es tiempo de la restitución.