Mario Serrano

El Espíritu Santo Vendrá Sobre Ti con una Palabra

Dios Soltó Una Palabra Sobre Ti – Por Mario Serrano

«Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre.7 Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo.
Que maravillosa promesa dada al rey Saul, “El espíritu de Jehová vendrá sobre ti y serás transformado, profetizaras y todo lo que hagas prosperara porque Dios está contigo” 1 Samuel 10:6-7 

¿Te gustaría que esta palabra se cumpliera en tu vida? ¿Saber que estas lleno del Espíritu Santo y que tienes el poder de Dios actuando a través de ti y lo que emprendas tendrá el favor del Dios todopoderoso?Si recibiríamos una palabra como esta seguramente nunca más seriamos los mismos.

Nuestra vida se caracterizaría por una plena confianza, nunca tendríamos temor de fracasar y seriamos más fructíferos en nuestro trabajo familia y ministerio.

Aunque te parezca increíble esta promesa, mucho más que eso, es lo que Dios dijo que poseemos los que somos hijos de Dios. Los que hemos aceptado a Jesús en nuestro corazón no recibimos una visitación del Espíritu sino que poseemos al espíritu dentro de nosotros y él vive allí en nuestro corazón cada día de nuestras vidas. Has sido ungido para servirle con eficacia y poder

Lucas 4:18-21 Nueva Traducción Viviente (NTV)

18 «El Espíritu del SEÑOR está sobre mí,
porque me ha ungido para llevar la Buena Noticia a los pobres.
Me ha enviado a proclamar que los cautivos serán liberados,
que los ciegos verán,
que los oprimidos serán puestos en libertad,
19 y que ha llegado el tiempo del favor del SEÑOR[a]».
Y también dice

Hechos 1:8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

8 pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.

Si eres hijo de Dios todas estas promesas se cumplen en ti. ¡Nada puede detenerte! En realidad si hay algo que puede. La única persona que puede detenerte eres tú mismo. El Rey Saúl se detuvo a sí mismo en el cumplimiento de su propósito.

Si nosotros hubiésemos estado presentes cuando Saúl recibe esta palabra de parte de Dios, ninguno de nosotros pudiera haber evitado soñar y pensar en todo lo que este hombre podía llegar a realizar para el reino de Dios. Pensaríamos sin lugar a dudas que este varón de Dios seria un rey invencible y una poderosa herramienta en las manos de Dios. La historia demostró lo contrario. Su falta de consagración y compromiso con Dios. Sus valores, motivaciones, los celos y el deseo de agradar a los hombres ante que Dios fueron el gran obstáculo para poder alcanzar el propósito de Dios.

Hay un sueño y un propósito de Dios para tu vida. Todo te ha sido entregado ya, para que puedas cumplirlo. El espera que tu vida camine en esa voluntad y traigas así gloria a su nombre.

Según Efesios capítulo 1 hemos sido predestinados por amor para ser sus hijos, tenemos herencia, somos bendecidos con toda bendición, somos aceptados, tenemos sabiduría y conocimiento y hemos recibido el Espíritu Santo de la promesa a fin de ser para alabanza de su gloria. A través de ti el Padre recibe gloria.

La palabra profética ha sido soltada sobre ti. Debes caminar en ella. No permitas que la falta de fe, el poco compromiso, el amor al mundo y los valores y propósitos que no tiene que ver con lo que Dios quiere para ti se apoderen de tu corazón. Solo tú puedes frenar ese propósito o bendición. En cambio busca al Señor cada día, santifícate, llena tu mente de su palabra y voluntad, edifícate en el Espíritu Santo y poco a poco veras la maravillosa manifestación del propósito de Dios en tu vida.

Oremos así:

Padre celestial gracias por soltar una palabra profética sobre mi vida.
No estoy aquí por casualidad, tú me has elegido por amor para que a través de mi tu nombre sea glorificado.
Quito de mi vida las mentiras, el rencor, la incredulidad, al amor a las cosas de este mundo o al dinero, y te pongo en el primer lugar en mi vida.

Gracias por esta revelación de que ya me has dado todo lo que necesito para caminar en victoria.
Tu espíritu esta sobre mí y me has ungido para anunciar tu palabra a los necesitados, a liberar a los cautivos, a dar vista a los ciegos y a sanar a los quebrantados de corazón.

No quiero ser como Saúl, en cambio quiero que al llegar al final de mis días pueda decir como el apóstol pablo 2 Timoteo 4:7-

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. Amen

1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: El Espíritu Santo Vendrá Sobre Ti con una Palabra | REVISTA SEMANAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba