Devocionales

Acciona Ahora Inspirados a Emprender 2

Por Yorketh Sánchez

En un mensaje anterior te hablamos de los sentimientos que produce el miedo y la incertidumbre. Hoy, te pregunto: ¿Estás listo para ese empujón de acción que necesitas? Efectivamente estamos ante un sacudimiento global, y ese sacudimiento también ha causado estragos en tus proyectos. Es a causa de esto que deseo recordarte para lo
que has sido capacitado.

El primer paso que debes dar, es el abandonar, desterrar de tu existencia: “La Queja” y la sensación de fracaso. Has pensado una y otra vez, en cómo hacer con el ingreso que posees ahora. Sin embargo, te digo: hay que verse como un agente multiplicador del mismo.

¿Acaso estás deteniéndote porque ya no te miras regresando a lo que consideras un retroceso? Debes tener especial cuidado de no estar llenándote de orgullo, porque sientes que no puede abandonar espacios que habías ganado. La situación cambió drásticamente para todos, y lejos de verte menos; es el momento de verte como lo que eres: “Un sobreviviente con las características esenciales para desarrollarte en áreas que otros no han sabido explorar”.

No es fácil, para profesionales exitosos, empresarios, directivos de grandes corporaciones, tener que observar sus negocios venir en declive, y encima tener que hacer inversiones que no estaban en sus planes contables. Realizar gastos para adquirir trajes, artículos medidores de temperatura, todo tipo de desinfectantes y sanitizantes alteran el
orden de vida de cualquier persona. Si ocurre así para ellos, que será para el pequeño comerciante, cuyo establecimiento no está permitido por las leyes el cual ha debido cerrar sus puertas por meses.

Mira esos lugares, y céntrate en que tú, puedes tener una salida que ellos no hallan. Si tan solo te deslastras de pensamientos que no edifican tu crecimiento como ser humano. La solidaridad fue puesta a prueba. Muchos tuvieron que darse cuenta al quedar detenidos completamente quiénes eran sus vecinos, el por qué desde sus balcones vieron como venían las autoridades a por ellos, para llevarlos a los centros asistenciales porque
estaban contagiados.

¿Qué enseñanza nos ha quedado de todo esto? Una de ellas podría ser: el aprender a ser más comunicativos e incluso romper con las tradiciones de nuestras culturas. Antes no le abríamos la puerta a nadie que tocase a nuestra puerta, para que no fuese interrumpida nuestra privacidad; hoy lo hacemos porque es la única forma de recibir un
servicio Delivery.

¿Comienzas a percatarte de la cantidad de cambios, que pueden surgir a raíz de una necesidad? De ese mismo modo, debes visionar el futuro, convirtiendo las necesidades en oportunidades. Y no te hablo de mensajes motivacionales o planes efímeros de: “Vuélvete rico en un día”. Te hablo de promover transformaciones enteras, que podrían
generarte ingresos desde tu propio Smartphone, ¿y sabes cómo? Con algo tan sencillo como un mensaje de difusión bien redactado y bien dirigido.

O quien sabe si, con la sola acción de enviar un saludo a alguien que ya tenías olvidado en tus contactos, esa sea la persona que va a promocionar tus servicios, y te hará ver la situación desde otro ángulo.

¿Qué hago si soy introvertido?

Me parece estar viéndote decir esto mientras escuchas. ¡Sí, lo sé! Porque también me hablé de esa manera durante mucho tiempo, también atravesé instantes de miedo escénico frente a la gente, así se tratase de una comunicación telefónica, y en mi caso, puedo decirte que no fue mi propia necesidad la que me hizo despertar. Fue la necesidad
del prójimo, la que me llevó a derribar mis murallas internas, esas que me detenían para demostrar que mi talento, podía impulsar el de otros.

Cuando descubrí este potencial, se iniciaron otros procesos en mí, que tuve que reconocer y comprender que no podía pasarme de lista, ni exagerar en mi bondad, porque en ambos casos corría el riesgo de destruir el plan de Dios para mi vida.

Por ello, la observación es esencial. Y una de las principales fortalezas que puedes encontrarle a esta situación es hallar la quietud aún dentro del caos, porque puede que seas tú, el agente catalizador de una gran obra que está iniciándose en tu entorno. Existe una altísima probabilidad, que esa iniciativa, que ronda tu cabeza y piensas que puede ser pequeña para otros: sea la que sostenga a muchos.

¿Cómo compruebas si lo que consideras un hobbie o una afición, no es lo que otros están esperando como un servicio, pero no consiguen quien lo realice?

En qué instante puedes recordar o medir, si esos servicios que estabas acostumbrado a recibir, y que de cuando en cuando manifestabas tu inquietud a modo de asesoría (porque lo estaban haciendo bien), pero que realmente no contaban con la visión correcta, ya que tú captaste detalles que podían hacerlo aún más efectivo y próspero.
Revisa, no sea que consigas, que esa empresa o emprendimiento hoy, esté cerrado, porque
no atendieron tus consejos.

¿Has imaginado que hasta con un libro digital, puedes iniciar un emprendimiento? ¿No lo habías pensado? ¿o sí? Pero constantemente te respondías diciendo cosas como: “¡No! Eso solo es para los grandes”. Pues, prepárate a escuchar nuestra serie de todas las semanas, ya que iremos contándote cómo hacer para que tu libro sea el más exitoso de todos, por el simple hecho de que es una obra genuina, nacida de un triunfador o una victoriosa, que no sucumbió ante las adversidades y quiere: ¡Avanzar por Más! En esta situación mundial, hemos visto como una lectura que compartimos en PDF, sea de nuestra autoría o de otro escritor, ha sacado a personas del más profundo abismo de la depresión y de la paralización; porque hubo una incontable cantidad de personas que quedaron literalmente paralizadas, sin capacidad de accionar; completamente detenidas por el terror al futuro, a ese: ¿Qué viene? ¿Ahora qué? Hacia dónde debo dirigirme y en lugar de realizar alguna tarea que les permitiese oxigenar, contribuyeron a atarse pesados grilletes en sus pies con la actitud que tomaron.

Mucha gente que, teniendo un producto listo para ofrecer, se ató sus manos por no reaccionar favorablemente a hechos inesperados. Son esas personas que no hicieron mal, pero que aún están a tiempo de hacer algo más grande de lo que han hecho hasta ahora.  Son muchos los que están entregando sus comercios de años, por no alcanzar a vender lo suficiente para pagar el dinero de la renta.

El sector turístico, se ha visto limitado en toda su amplitud, con una carga operativa muy grande que les obliga a mantenerse abiertos sin turistas. Debido a que muchos de ellos no saben si vaciar sus piscinas o no, ya que no tienen idea en que momento puede aparecer un turista.

No dejes tú, secar la piscina de tu creatividad y acciona en lo que otros no han accionado. Hace poco vi una emprendedora creativa ofrecer comida navideña, saliendo un poco de lo común, para no anunciarse con lo que se está anunciando el resto en redes sociales.

¿Quieres avanzar junto a nosotros por esta avenida que nos inspira a emprender?

Tenemos muchísimas opciones para compartirlas contigo. Así como también, enseñarte el cómo proyectarlas del modo correcto en las plataformas digitales. Hemos echado mano de todo nuestro conocimiento, de nuestra experiencia y también de la diaria vivencia junto a emprendedores a nivel mundial, para recopilar lo que puede servirte a ti, o ejercitar tus sentidos y activarlos; para que luego, ¡nos cuentes tu historia y tus resultados!
¡Imagina! Si hubo visionarios que construyeron empresas en épocas remotas, en las que no existían instrumentos publicitarios como los que poseemos hoy en día, podemos decir que no tenemos excusa para dejar pasar las nuevas temporadas que se abren como los cielos para nosotros.

Caminemos sin pensar en el pasado y sin temor del futuro. Tengamos esa Fe del ahora, sin que eso signifique que la convertiremos en una esperanza o un anhelo; mirémoslo como un hecho, tan cierto como que nos estamos escuchando en este instante.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Angeles

    29 agosto, 2020 at 11:40 am

    Gracias por vuestros mensaje de ánimo. Es verdad, hay veces que nos sentimos decaídos desmotivados. Vemos negocios perdidos, personas sin esperanza. La queja está presente al ver familias en pobreza. Me he sentido cansada de ver tanta necesidad. Trabajo en una fundación Cristiana y se hace cada día mucho esfuerzo por ayudar. Pero estamos rodeados de una realidad que destruye.
    Nuestro padre amado nos sostiene, su misericordia nos cobija.
    Debemos caminar sin temor porque tú mi amado padre eres nuestro futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba