Devocionales

Abandona viejos prejuicios y el Señor te llevará a nuevos niveles

Porque Dios es el mismo de ayer, hoy, mañana y siempre; nos dejó la enseñanza del quebranto que permitió al rey Nabucodonosor, una historia que debemos tener presente en todo momento, para que no cometamos equivocaciones de altivez. Salmo 138:6 debe acompañarnos a diario y entenderás cómo es que Dios ensalza al que se humilla, y humilla al que se ensalza.

Ser manso y humilde, no es signo de debilidad ante los hombres, el Señor te pide que lo seas ante circunstancias en las que Él te sostiene, que mantengas siempre tus ojos puestos en su misericordia y podrás tener compasión de los otros.

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Suyapa ortega

    8 diciembre, 2020 at 1:13 am

    Hermosas reflexiones gracias a Dios por su palabra qué permanece viva y eficaz para siempre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba