Con JESÚS tu Destino es Triunfo

Tu destino en Cristo es vencer, superar la prueba y salir triunfante. Nuestro Amo y Señor es Rey de reyes y Señor de señores. Su Espíritu nos guía a tierras de plenitud total. Siguiendo a Cristo, tu vida es éxito y triunfo hasta el fin. Amén.

2 Corintios 2:14 dice: “Sin embargo, gracias a Dios que en Cristo siempre nos lleva triunfantes y, por medio de nosotros, esparce por todas partes la fragancia de su conocimiento”. Todos los que seguimos a Cristo, seremos triunfantes, porque Él nos guía al triunfo, a vencer, a vivir libres, sanos, prósperos y llenos del Espíritu Santo. Nuestra búsqueda de Dios debe ser permanente.

Nunca debemos dejar de buscar al Señor, porque donde Él está, hay liberación espiritual, hay sanidad en todo nuestro ser. Él nos muestra su camino, nos guía, y no solo para que seamos bendecidos, sino para que seamos de bendición a otros, para que seamos luz a los que están perdidos.

Si lo buscamos, su luz nos ilumina, y se refleja hacia los demás. Muchas veces queremos que otros crean y se salven, tratamos de convencerlos, pero si dejamos que la presencia de Dios los convenza, a su tiempo ellos serán iluminados con la palabra, se abrirán sus ojos para que vean la verdad. Nuestra vida debe reflejar al Señor, siempre Él nos lleva en triunfo, nuestro destino es ser victoriosos, es vencer, es avanzar, es crecer en el conocimiento de la verdad, y el Señor suplirá todo lo que nos falta y abrirá las puertas cerradas.

Hagamos ésta oración:

“Padre Dios, tu gloria está sobre mí, tu Espíritu me guía a tierras de madurez, abundancia, salud y restauración. Viviré en éxito, salud, sanidad, prosperidad, paz y gozo en el Espíritu Santo hasta el último día, lo creo y declaro en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

La Palabra de Dios es Nuestra Arma Profética

Siguiente articulo:

Derriba los Pensamientos Limitantes

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario