Crecer en el Conocimiento de Dios

Por Cindy Trimm

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. —Juan 17:3

Cuando lees y meditas en la Palabra de Dios en oración, llega a ser como leer cartas escritas personalmente para ti. Como pasa con un amigo cercano, después de un tiempo empiezas a completar las frases del otro y sabes exactamente lo que el otro quiere decir incluso cuando no pueden expresarlo por sí mismos. Hay cosas que llegarás a saber acerca del Padre tales que nadie logrará convencerte de lo contrario.

Obtienes un conocimiento de Él que Dios ha elegido revelarte específicamente a ti. Entonces, cuando presentas las peticiones en oración, tienes una clara ventaja, ya que has aprendido sutilezas particulares de cómo pedir a fin de apelar a lo que a Él le gusta o le disgusta. Oras con conocimiento: simplemente te pones de acuerdo con Dios en oración, haciendo las mismas oraciones que Jesús cuando Él intercede por la tierra. ¿Puede haber una oración de acuerdo más poderosa que esa?

ORACIÓN:

Padre, acércame a ti hoy. Purifica mi corazón con tu Palabra. Revélate a mí de una manera más profunda. Alinea mis palabras y mis pensamientos con tus palabras y tus pensamientos para que mis oraciones estén en sincronía con la intercesión que se hace en el cielo. En el nombre de Jesús, amén.

Usado con permiso de Casa Creación. casacreacion.com

Anterior articulo:

Mensaje Cristiano: Cuando la familia necesita perdón

Siguiente articulo:

El Señor Pelea por Nosotros de Forma Extraordinaria

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario