Dios Abre Puertas Sin Importar Los Recursos o Circunstancias

Nada limita a Dios en tu vida. Él no necesita de recursos material para cumplir su voluntad, porque el mundo es suyo y todo lo que en él hay. No te desanimes, porque el Señor ayuda y levanta a quienes confían en Él. Amén.

Versión audio:

El Salmos 33:16-17 dice “El ejército mejor equipado no puede salvar a un rey, ni una gran fuerza es suficiente para salvar a un guerrero. No confíes en tu caballo de guerra para obtener la victoria; por mucha fuerza que tenga, no te puede salvar”.

Dios creó a la humanidad y formó el corazón de todos nosotros, él sabe perfectamente lo que cada uno hace- Dios puede ordenar las cosas a nuestro favor de tal manera que nos haga quedar maravillados. El Salmo 147:4 nos dice que El Señor creó todas la estrellas del cielo, y a cada una le puso nombre. No importa tu cantidad de recursos disponibles, ni si tu situación parece favorable para lograr tus objetivos o suplir las necesidades, el Señor es quien nos da favor y gracia, es Él quien nos abre las puertas para que las cosas sucedan, quien dispone todo en favor de sus hijos. Su poder está sobre todos nosotros y supera nuestro entendimiento.

Por eso no te aflijas si aun no alcanzas a ver lo que esperas, la respuesta está en el Señor. Las tormentas nos ayudan a crecer y nos dan madurez y experiencia para ayudar a otros. Nos establecen en nuevos niveles de confianza para aprender a caminar por fe y no por vista. El creador del universo es nuestro Padre celestial, quién hace todas las cosas para que confiemos.

Hagamos juntos esta oración:

“Padre, te alabo porque eres el Rey del Universo, el mundo está en tus manos, y me cuidas porque soy tu hijo. Decido avanzar en fe, creyendo que todo obrará para mi bien. Establezco que tu voluntad de gozo, salud y prosperidad, se cumplirá en mi vida, lo creo y declaro en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

ENCIENDE el Fervor del Primer Amor

Siguiente articulo:

Cambiar lo VISIBLE Desde lo INVISIBLE

También te puede interesar...

  1. Bendigo a este ministerio y doy gracias a Dios por esta palabra hermosa, sigo manteniendome en la fe que Dios abrira esas puertas de bendicion para mi vida.

Publica un nuevo comentario