Dios probará su fidelidad una vez más

Por RICH PRAYTOR

¿Qué pasó cuando este comediante cristiano tomó realmente de corazón Malaquías 3:10?

Casi todos los sermones sobre diezmar toman como referencia a Malaquías 3:10. Ese verso nos dice que probemos al Señor en esto. Si probamos al Señor, el abrirá las compuertas de los cielos.

Un domingo en la mañana estuve visitando una iglesia en la que el pastor leyó Malaquías y después propuso un desafío: él dijo, “Si usted diezma por 90 días a nuestra iglesia y al final no está mejor financieramente, entonces le devolveremos su dinero”.

Eso me inspiró a crear y filmar mi propio “diezmo desafío”. Lo llamaría, El Proyecto Diezmo (tithemovie.com). Emprendí mi búsqueda de encontrar a alguien que nunca hubiera diezmado antes, y proponerle que entregue el 10% de su entrada a una iglesia local y documentar su proceso filmándola. ¿Suficientemente fácil, verdad?

Bueno, no fue tan fácil. Me tomó casi 6 meses encontrar a alguien que aceptara el reto. Mucha gente dijo que no podía costear dar el 10% de su entrada. Algunos matrimonios casi dicen que sí, pero inevitablemente uno de los esposos se terminaba retractando.

Después de casi darme por vencido, encontré a alguien: una productora de films independiente que estaba trabajando conmigo en otro proyecto!

Beverly es una madre soltera de dos niños que vive en Colorado Springs y había sido inspirada a empezar a diezmar después de leer algunos libros sobre generosidad.

Para empezar, establecimos algunas reglas. Beverly diezmaría el 10% de cualquier entrada que recibiera durante esos 90 días. Ella los daría a la iglesia a la que asiste.

Para ayudar a mantener un seguimiento en las finanzas de Beverly cada mes, solicité la ayuda de un Contador Público Certificado (CPC). Una tercera parte daría una opinión objetiva durante el experimento. Nos reunimos con el CPC unos días antes de empezar la experiencia para establecer sus números financieramente.

El Día uno del experimento fue muy tradicional. Beverly fue a su iglesia el domingo por la mañana y dejó un cheque en la canasta de las ofrendas.

Todo iba según lo planeado hasta que ella regresó a casa y abrió el correo de la semana anterior. Había un aviso de desconexión de la empresa de servicios públicos que le hacían saber que la luz en su casa sería cortada si no era cancelado el valor que estaba adeudando de manera inmediata. Resultó que el monto que ella diezmó esa mañana podía haber pagado el recibo de servicios públicos.

En este punto, yo consideré parar el experimento. No quería ser la persona responsable de que una madre soltera no tuviera calefacción y agua en su casa.

El día dos del experimento es cuando ella vio a Dios recordándole la verdad de su palabra. Recibí un correo de voz de Beverly esa tarde. En el correo ese día, ella había recibido un cheque de uno de sus antiguos clientes cuyo pago estaba seriamente retrasado. Ella había

entregado la factura hace muchos meses atrás y lo había olvidado completamente. El cheque era más que suficiente para cubrir la factura de los servicios públicos.

Durante los 90 días del experimento, muchos más milagros y eventos ocurrieron. Por ejemplo, Beverly se había registrado anteriormente para un negocio sin relación laboral, que se podía hacer desde casa, pero nunca había puesto ningún empeño en el. A mitad del experimento, ella empezó a recibir comisiones de la compañía.

Los Milagros no pararon allí. Una amiga de la iglesia de Beverly necesitó un lugar para quedarse mientras se mudaba a otro estado. En lugar de pagar una renta, la amiga le ofreció cuidar a los niños gratis, a cambio de quedarse con ella, esto terminó siendo un ahorro de más de 1000 al mes para Beverly.

Capturamos todo en un film. Algunas de las escenas más entretenidas son las reuniones con el CPC. Cada mes el trataba de resolver cómo Beverly dando el 10% de su entrada estaba en realidad incrementando su flujo de caja.

El film no solo sigue la historia de Beverly y su proceso en la decisión de diezmar, también nos habla sobre la historia del diezmo y el dinero con historiadores, autores y expertos en dinero. Muestra las profundas razones por las que la gente no diezma, y por qué muchos pastores tienen tanta dificultad en hablar sobre dinero a sus congregaciones.

Mientras viajé por el país hablando y filmando a expertos, dos temas comunes siempre salían a relucir. Primero, la gente no da para el presupuesto de la iglesia; la gente responde a un diseño. Segundo, la iglesia necesita ayudar a la gente a manejar el dinero – ya sea con enseñanzas sobre sabias prácticas financieras o más habilidades en su trabajo. Si la iglesia ayuda a sus miembros con eso, la iglesia verá un crecimiento en el dar.

Yo creé El Proyecto Diezmo para literalmente probar a Dios como está escrito en Malaquías 3:10. Al final, El probó su fidelidad. Déjame ser claro en esto, esta no es una fórmula para incrementar tu patrimonio o una enseñanza de prosperidad. Este experimento mostró que todos estamos diseñados para ser generosos y Dios probará su fidelidad una vez más.

¿Estás listo para creer la palabra de Dios? ¿Aceptas el reto de probarlo?

Como Malaquías 3:10, si, cuando tenemos un corazón generoso, Dios abre Sus compuertas – a veces de formas sorprendentes.

Traducido y adaptado por avanzapormas.com fuente. Rich Praytor ha sido orador principal y comediante de miles de eventos corporativos y basados ​​en la fe. Estuvo de gira con David Phelps, Chonda Pierce y otros artistas reconocidos.

Anterior articulo:

Ex- adicto: Lo que mis padres hicieron bien y lo que pudieron hacer mejor

Siguiente articulo:

Corrientes de Agua Viva

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario