El Oído de Dios Está Atento a tus Oraciones

Dios abre sus ojos para mirarte con amor, para cuidarte porque te tiene en cuenta. Y abre su oído con atención a tus oraciones para responderte cuando lo buscas con una actitud de arrepentimiento y humildad.

Versión Audio:

1 Pedro 3:11-12 dice: “Apártate del mal y haz el bien. Busca la paz y esfuérzate por mantenerla. Los ojos del Señor están sobre los que hacen lo bueno, y sus oídos están abiertos a sus oraciones. Pero el Señor aparta su rostro de los que hacen lo malo”.

Apartarse del mal no se trata solamente de alejarse de personas que no obedecen a Dios, sino más bien de lo que pueda haber en nuestro interior. Jesús dijo que de la abundancia del corazón habla la boca, y que lo que contamina al hombre es lo que sale del hombre, no lo que está afuera. Del corazón salen las críticas, la amargura, el resentimiento, la arrogancia y demás cosas que desagradan al Señor. Pero si hacemos morir esos deseos, y nos llenamos de la presencia de Dios para hacer lo correcto, estaremos en el camino que nos lleva al favor del Señor. Los ojos de Dios miran con atención quienes quieren agradarle y su oído está abierto a sus oraciones. Saber que los oídos de Dios están atentos a lo que pedimos, nos inspira a practicar la oración y a creer con mayor firmeza. Cada vez que vayas a orar o estés necesitado, ven al Señor con un corazón arrepentido, dispuesto a obedecer para hacer lo bueno, y Él promete abrir sus ojos sobre ti, su oído quedará atento a tus oraciones.

Oremos así:

“Padre Celestial hoy vengo ante ti con un corazón arrepentido de todo lo que no te agrade, ayúdame a serte fiel y hacer lo bueno. Te doy gracias porque me miras, me cuidas y me escuchas atentamente, te buscaré con fe cada día en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

7 Claves Para Vivir Bajo el Favor de Dios

Siguiente articulo:

Luz Brilla Sobre los Justos, y Alegría Sobre los de Corazón Recto

También te puede interesar...

  1. Lo saludo en el Amor de Jesucristo,nuestro Señor, Pastor Esteban:
    El dia 3 de Noviembre del 20017, he quedado viuda, sola. Ante mi,se extendio un desierto,pero Dios jamas me deja sola. Sin el mas minimo animo de victimizarme,mis hijos de 46 años Carmen Gloria, y Jorge Felipe Jesus de 32 años, me han dado vuelta la espalda. Quizas como una forma de querer que tambien yo muera ante ellos y las personas que nos conocen. Se encontraron con que no estaba sola, hubo una gran manifestacion, de que Dios me respalda,porque ademas de hecharme en cara cosas propias de la crianza, que segun ellos todo lo hice mal,que fui en definitiva una muy mala madre. Dios sabe como fui,desde antes de estar en el vientre hermoso de mi mamita amada, que en estas situaciones es cuando tenia su contecion y Amor. Igual mi amado padre.
    Mi esposo dejo a mi hijo,como el unico beneficiario de un seguro. No asi a su hermana. Le recorde a el,que los habiamos educado,siendo muy unidos y hermanables,y que esta era una excelente ocasion para demostrarlo,dandole a su hna. el 50% que le corresponderia. Le recorde tambien que aqui en nuestro pais, para yo recibir el montepio, va de 4 a 6 meses,lo que significa que en todo ese tiempo no percibire nada en dinero. Y, en cambio si en Salud,podre atenderme como lo hacia siempre. Con un descuento. Me dijo muy duramente …¿y cuanto necesitas…? entonces trate de recordar que gastos mensuales tengo,y me demore un poco, y dijo: Ahhhh…. te olvidaste de contar? … entonces olvidalo. Pastor Esteban,se que usted tiene todo un inmenso trabajo que hacer,para el Reino de Dios en este mundo,me atrevo a contarle,y solicitarle sus sabios consejos,porque todo el tiempo en que me han dado la oportunidad ustedes, de aprender de Dios,enviandome correos y enseñandome como,podemos agradarle a Dios, me da la fuerza de espiritu necesaria, y la humildad para solicitarle sus sabios consejos.
    Lo saludo con muchisimo afecto y cariño,a usted y su distinguida familia.
    Gracias por su tiempo.
    Gloria.

Publica un nuevo comentario