ESPERA Lo Que Pides y Habla Lo Que Crees

Hoy el Señor llenará tu corazón de fe, para que experimentes su gran amor y poder. Tu boca será bendición profética, poder creativo, vida, salud y gozo para que recibas todas las promesas de Dios.

2 de Corintios 4:13 dice: “Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos”.

La bendición más grande que tenemos es la salvación, y ésta la recibimos por creer con el corazón y por confesar con nuestra boca, según lo que dice Romanos 10:9. El Señor nos ha dotado de la capacidad de creer, para que luego hablemos lo que creemos. Dios llama a las cosas que no son para que sean. Cuando nos llenamos de la palabra de Dios, el Espíritu Santo nos guiará a decir esas promesas, hablando en acuerdo con lo la fe.

Ésta es la forma en que la fe da resultados, ya que lo que creemos no lo debemos contradecir. Debes hablar que en Cristo eres capaz de ser vencedor, aunque aún no hayas logrado las metas que deseas, las promesas de Dios son bendición. Por eso desata las palabras de fe que salgan de tu corazón, decláralas con seguridad. Dios hará mucho más abundantemente de lo que pides o entiendes. Tus palabras de fe tienen un poder creativo. La fe es expectativa de cambio, de transformación, de ver lo que hoy no vemos, y eso siempre debe ir confirmado por nuestras palabras.

Hagamos esta oración:

“Padre Dios gracias por llenar mi oídos y mi corazón con tus palabras que son mi deleite. Tus promesas serán lo que crea y hable cada día. En Cristo soy vencedor y todo lo que tenga que hacer lo podre lograr en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

Avanza en tu propósito y no te detengas

Siguiente articulo:

Crecer en el Conocimiento de Dios

También te puede interesar...

  1. Dios bendiga su vida aun mas, provea cuanto anhele y necesite usted, su familia y su ministerio, que cada dia traiga revelacion y sabiduria de Su Reino aun mayor, la cual nos bendice. Gracias por compartir lo que Dios le ha dado, que la Fe que ha puesto en usted sea cada dia mayor para que las promesas que le ha hecho se conviertan en hermosas realidades!

  2. Amado y querido por Dios pastor Esteban Correa, siempre le pido a Dios por sanidad y provisión para usted y su familia, para que siga enfocado en su ministerio, no se preocupe que en las manos de Dios están bendiciones

Publica un nuevo comentario