!Hecha la montaña abajo!

Por Brenda Kunneman

”El Espíritu dice, no tiembles frente a los obstáculos que están delante de ti, tampoco mires la montaña que se puso en tu camino. Sepan que estoy en contra de estas cosas para consumirlas, ¡así que es hora de que griten en voz alta y derriben la montaña!”

”Sepan que estoy en contra de estas cosas para consumirlas, ¡así que es hora de que griten en voz alta y derriben la montaña” (Jeremías 51:25)

Jeremías 51 describe como Dios se levantaría en contra de Babilonia. Mientras este capítulo habla literalmente de la antigua Babilonia, Apocalipsis 17 describe su sentido simbólico, el cual es que Babilonia siempre representa el pecado y el resistirse a Dios.

Jeremías 51:25 dice que Dios quemará la montaña de Babilonia. Después en Zacarías 4:7, el profeta también le dice a la montaña que se convertirá en una planicie, lo que significa que se destruirá.

Las montañas hablan de cosas que son consideradas inamovibles, entonces Dios destruyéndolo hace la declaración de que toda resistencia debe inclinarse delate de Él.

La siguiente pregunta, ¿que método usó Dios para destruir esta resistente montaña? Zacarías 4:7 dice el Señor instruyó a Zorobabel a gritarle a la montaña y clamar por gracia. Esto trae más entendimiento a cuando Jesús les dijo a sus discípulos que ellos literalmente podrían hablar a la montaña para que fuera removida. (ver Marcos 11:23-24). Él les estaba enseñando que ellos tenían el poder de derribar una montaña o remover la resistencia solo hablado.

Tu tienes la habilidad de hablarle a la montaña que está haciéndote resistencia. Puede que venga la tentación de solo quedarnos viéndola y preocuparnos, pero Jesús nos dio el poder de ordenarle. Vamos, da un grito y ¡echa la montaña abajo.

Oración:

Padre, tomo la decisión de retirar mis ojos de cada obstáculo que quiere retenerme. Yo le digo a la montaña de __________________ que se vaya hoy. Doy un grito de gracia y le ordeno a la montaña ¡que se haga plana! ¡En el nombre de Jesús; amén!

Traducido por avanzapormas.com Brenda Kunneman es pastora y profeta del ministerio “One Voice” fuente original: ovm.org/the-daily-prophecy?page_id=1221

Anterior articulo:

Confía en Dios completamente – Por Joyce Meyer

Siguiente articulo:

Plenamente convencido y en reposo total

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario