Honra a Dios y todo obrará para bien

Humillarse ante Dios, hace que reconozcamos su poder y abre las puertas a que su mano obre a nuestro favor. Cuando decidimos reconocer al Señor Jesús como el centro de todas nuestras decisiones, todo terminará obrando para bien.

Versión audio:

1 Pedro 5:6-7 (NTV) “Así que humíllense ante el gran poder de Dios y, a su debido tiempo, él los levantará con honor. Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes”.

Cada vez que decidimos buscar a Dios para solicitar su ayuda o pedir su sabiduría, estamos reconociendo su grandeza, estamos postrando nuestro ego declarando que Él es nuestro amo absoluto y en quien tenemos puesta nuestra confianza. Orar de corazón es una acto de humildad, por el contrario, orar para ser vistos es un acto religioso sin poder espiritual. Dios está interesado en nuestro corazón, en nuestra actitud de ponerlo en primer lugar en todas las cosas, teniendo en cuenta su palabra y consejo.

Aquellos que hacen todo sin tener en cuenta a Dios están, de alguna manera, diciendo que no lo necesitan, pensando que ellos lo pueden todo, o lo que es peor, no creen que Dios pueda hacer algo, entonces, ni siquiera lo buscan, a su vez esto produce desobediencia porque se piensa que al final da lo mismo. Píde y cree hoy, porque Dios está interesado en cada detalle de nuestras vidas.

Hagamos juntos esta oración:

“Padre reconozco tu grandeza y poder en mi vida, declaro que eres quien gobierna todos mis asuntos, pongo ante ti toda dificultad que esté atravesando y declaro que en el nombre de Jesús todo obrará para mi bien, amén”.

Anterior articulo:

Ama la vida y goza de días felices

Siguiente articulo:

Dios transforma todo en bendición para sus hijos

También te puede interesar...