Las metas se consiguen hablando poco y haciendo mucho

Nuevos sueños nacen en tu corazón para cumplirse, el Señor te dará la sabiduría y fuerzas necesarias, para llevar a cabo un proceso de trabajo, en el que, paso a paso irás avanzando hasta ver la meta realizada. Amén

En Proverbios 14:23 dice: “El trabajo trae ganancias, ¡pero el solo hablar lleva a la pobreza!”.

Muchas personas sueñan y desean todo tipo de cosas, pero solo quienes tengan sueños específicos y trabajen en ellos, tendrán verdaderos resultados. Soñar es importante, es fijar una meta, necesitamos tomar un momento para aclarar nuestros objetivos, en cada área de nuestra vida. Todo el tiempo estamos renovando o soñando nuevos objetivos en la vida, pero solo en algunos de ellos nos debemos enfocar.

El Señor enderezará nuestros pasos y nos guiará, pero es necesario tener un punto de partida. Las cosas siempre van de pequeñas a grandes, por eso tus metas deben ir paso a paso, es como subir escalón por escalón. No debemos nunca dejar de subir peldaños, siempre debemos ir hacia un próximo paso. Algunos se enfocan en soñar, desear y hablar, pero las vanas palabras empobrecen, hay que hablar menos y actuar más.

No pongas metas que hoy no puedas lograr, pero tampoco dejes de dar esos pequeños pasos que te llevarán a un lugar de éxito. Escribe hoy pequeños pasos que debes dar para llegar a tus objetivos, y trabaja en ellos cada día.

Hagamos esta oración:

“Padre Dios, hoy entrego todos mis objetivos en tus manos, te pido que me guíes y ayudes a dar cada día esos pequeños pasos que me llevan a cosas mayores. Creo y declaro que con fe y acción todo se puede en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

El que Permanece en Amor, Es Vencedor

Siguiente articulo:

Dios te Reviste de Poder Para Que Cumplas Tu Visión

También te puede interesar...