Mentalidad de Excelencia

Si pretendemos que Dios haga con nosotros “cosas grandes” tenemos que cambiar la mentalidad, hasta que no nos movamos con la mentalidad de se reino, es decir, de excelencia, de esfuerzo, de hacer lo mejor de lo mejor, nunca sucederá algo grande en nuestra vida.

Si queremos dejar una huella y ser de bendición, tenemos que hacer las cosas con excelencia. Cualquier pensamiento de hacer las cosas con mediocridad no proviene de la mentalidad del reino de Dios.

¿Que es Excelencia? Es la capacidad de hacer algo que merezca elogio y admiración, es producir cosas de calidad superior. La excelencia no es solo lo que hacemos en nuestro trabajo, abarca más que eso, es una mentalidad de vida, es nuestra forma de pensar, sentir, creer, planificar y hablar. Dentro de nuestras posibilidades tenemos que dar lo mejor, esto es mentalidad de excelencia.

Cuando puedes hacer algo mucho mejor y no lo haces es mediocridad. Alguien irónicamente decía: “Para que vamos a hacer las cosas bien si las podemos hacer mal”. Así parece ser el pensamiento mediocre.

Cuando te manejas con la mentalidad de dar lo mejor y ser fiel, Dios te dará una gracia especial aun en circunstancias adversas. Puede cambiar lo que te rodea, pero tu interior nunca debe cambiar.

“Ustedes, por su parte, ambicionen los mejores dones. Ahora les voy a mostrar un camino más excelente”. (el amor) 1 Corintios 12:31

Ser excelentes es también andar en el amor de. El amor nos lleva a dar lo mejor, por eso alguien que tiene el amor de Dios se moverá con excelencia para dar lo mejor.

“Cuando veas alguien que hace bien su trabajo, no lo verás entre gente de baja condición, sino que estará en presencia de reyes.” Proverbios 22:29

Daniel y sus compañeros fueron jóvenes esforzados que tenían un espíritu de excelencia e integridad en todo lo que hacían, por eso dice el relato de Daniel 1:19-21: “El rey habló con ellos, y entre todos los jóvenes no se halló a nadie como Daniel, Jananías, Misael y Azarías, de modo que todos ellos se quedaron al servicio del rey. En todo lo que el rey les preguntó, y que tenía que ver con cuestiones de sabiduría e inteligencia, los halló diez veces más sabios que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino”.

Te desafío a que mires las cosas que te rodean y evalúes todo lo que aun se puede mejorar y perfeccionar, si en tu imagen personal o tu estilo de vida puedes mejorar, hazlo, porque el Señor quiere una mentalidad de excelencia y no de mediocridad. El Espíritu Santo de Dios es quién nos imparte la mentalidad de reino, quién nos transforma a la imagen de Jesús, quién nos perfecciona para que seamos cada vez más excelentes.

Anterior articulo:

Lo Que Hablo de Mi

Siguiente articulo:

Dios Anticipa Su Gran Visión Para Ti

También te puede interesar...

  1. Hermano mi nombre es miguel yuripe conosco de la palabra pero no la estudio ni me enfoco en ella no se que hacer ya todo me va mal cada dia tendre un bebe y no se que darle porque no tengo nadaa solo le pido que oren por mi hermano para que dios me ayude cada dia y no ver mas crisis en mi vida ayudeme en su oraciones y a mi compañera maria

Publica un nuevo comentario