Que la ofensa no quite la plenitud de tu destino

Ninguna ofensa lastimará tu corazón, el Señor te llevará a la plenitud de tu destino. No pierdas tiempo ni energía intentando agradar a aquellos que te ofenden, porque tu destino es demasiado grande y maravilloso.

En audio:

En 1 Samuel 17:28-29 dice “Pero cuando Eliab, el hermano mayor de David, lo oyó hablar con los hombres, se enojó. —¿Qué estás haciendo aquí? —le reclamó—. ¿Qué pasó con esas pocas ovejas que se supone que deberías estar cuidando? Conozco tu orgullo y tu engaño. ¡Solo quieres ver la batalla! —¿Qué hice ahora? —contestó David—. ¡Solo hacía una pregunta!”. David estaba llevando alimentos para sus hermanos mayores que estaban en la guerra, pero el favor y la unción de Dios estaban sobre David, porque momentos antes se encontraba preguntando quién era ese filisteo incircunciso, refiriéndose a Goliat. Era el momento previo a la gran victoria que derrotaría al gigante, sin embargo su hermano, se encendió en ira con celos y envidia sin fundamento, intentando avergonzarlo y humillarlo por su trabajo de cuidar ovejas. Muchas veces nos pasa lo mismo con personas que nos quieren ofender y lastimar. Pero nuestro propósito es demasiado grande como para detenernos en los sentimientos negativos de otros. No dejes entrar la ofensa que te desanima, eso te distrae de tu gran propósito, haciéndote perder tiempo y energía. La gracia está sobre ti y estás a punto de alcanzar una nueva y gran victoria en tu vida.

Oremos juntos así:

“Dios Padre hoy bendigo y perdona a todos lo que me quieran ofender, no dejaré entrar la herida en mi corazón, no caeré en la trampa de perder tiempo y energía escuchando palabras negativas. Me enfoco en la plenitud de mi destino y proclamo: que en el nombre de Jesús, una gran victoria estoy a punto de alcanzar. Amén”.

Anterior articulo:

No tendrás temor de malas noticias

Siguiente articulo:

Nada puede maldecir lo que Dios ha bendecido

También te puede interesar...

  1. Hno. CorreAa, este mensaje me lleno de optinismo, ya q estaba esperando una respuesta y es la correcta, dadas las circunstancias en q se presentaba mi necesidad.No tenia dudas, pero tratandose de un familiar directo me dolia, Ahora QUEDO PERFECTAMENTE CLARO, gRACIAS POR TODO, AMEN

  2. Hermano Esteban quiero agradecer todo lo que está haciendo por mi, día a día espero con ilusión los mensajes que recibo, los cuales me han devuelto la esperanza y sobretodo la necesidad de volver a vivir en la plenitud mi fe. Que el Señor le bendiga por este ministerio que ud. lleva ayudando a hermanos de todo el mundo. Desde España.CS.

  3. Gracias Padre Celestial, tu mensaje me recuerda tu palabra que dice:Amaras a tu projimo como a ti mismo. No pagues mal por mal, sino paga el mal con BIEN. Si te maldicen no les maldigas sino BENDICELES. y si te calunmian, te injurian, te persiguen, ORA POR ELLOS, amen y amen. Mia es la venganza, Yo pagare segun sus obras, amen y amen.

  4. Gracias por toda esa hermosa palabra que dios le a dado y q me ayuda a esforzarme y ser valiente en toda clase de situaciones q dios le siga dando sabiduria hno esteban y lo llene de bendiciones a usted y toda su familia

  5. Gracias por toda esa hermosa palabra que dios le a dado y q me ayuda a esforzarme y ser valiente en toda clase de situaciones q dios le siga dando sabiduria hno esteban y lo lle

  6. Gracias por esta hermosa pagina, las oraciones me han sido de respuestas a situaciones de mi vida, con ellas he obtenido fortaleza cuando la he necesitado. Dios bendiga tu vida y la de tu familia. Amen.

  7. Amado, muchas bendiciones. Las reflexiones de su página web me han ayudado en el ministerio, sobre todo en su visión de responder a las inquietudes que afectan cada día a las personas. Dios le bendiga mas!

Publica un nuevo comentario