SALMO 91 Con Oración Poderosa de Protección

A continuación el Salmo 91. Usando en este caso: la versión Nueva Traducción Viviente. Al final haremos un comentario y una oración final. Por Esteban Correa

Salmo 91:

Los que viven al amparo del Altísimo
encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso.
2 Declaro lo siguiente acerca del SEÑOR:
Solo él es mi refugio, mi lugar seguro;
él es mi Dios y en él confío.
3 Te rescatará de toda trampa
y te protegerá de enfermedades mortales.
4 Con sus plumas te cubrirá
y con sus alas te dará refugio.
Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección.
5 No tengas miedo de los terrores de la noche
ni de la flecha que se lanza en el día.
6 No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad,
ni a la catástrofe que estalla al mediodía.
7 Aunque caigan mil a tu lado,
aunque mueran diez mil a tu alrededor,
esos males no te tocarán.
8 Simplemente abre tus ojos
y mira cómo los perversos reciben su merecido.
9 Si haces al SEÑOR tu refugio
y al Altísimo tu resguardo,
10 ningún mal te conquistará;
ninguna plaga se acercará a tu hogar.
11 Pues él ordenará a sus ángeles
que te protejan por donde vayas.
12 Te sostendrán con sus manos
para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra.
13 Pisotearás leones y cobras;
¡aplastarás feroces leones y serpientes bajo tus pies!
14 El SEÑOR dice: «Rescataré a los que me aman;
protegeré a los que confían en mi nombre.
15 Cuando me llamen, yo les responderé;
estaré con ellos en medio de las dificultades.
Los rescataré y los honraré.
16 Los recompensaré con una larga vida
y les daré mi salvación».

Ahora veremos un breve comentario devocional del salmo 91, escrito por Esteban Correa:

(vs. 1-2) El verso uno y dos nos habla de “Vivir” al amparo del Altísimo, esto nos muestra que no se trata de tener una vida de incredulidad alejada de Dios. Nosotros decidimos vivir, estar a su lado, es un compromiso permanecer en oración, en comunión con el Espíritu Santo y con la palabra de Dios. Es un llamado a estar buscando a Dios continuamente, de seguir los camino de Jesús en nuestro diario vivir, poniendo nuestra confianza en Él sobre todas las cosas. También incluye tener comunión con otros hermanos, recibiendo y sirviendo al Señor. Mateo 18:20 dice: “Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos”. Para estar en la presencia de Dios debemos compartir y orar con otros hermanos. Hoy es el día que Dios te está diciendo que tengas un estilo de vida de fe, comprometido de todo corazón con Él, no confundiendo esto con las apariencias religiosas, es respetar y temer al Señor con todo nuestro corazón. Así alcanzaremos descanso bajo las sombra de sus alas, como hijos amados. Estaremos seguros, semejante a estar dentro de un fuerte castillo que nos brinda protección.

(vs. 3) El versículo tres nos da la promesa que nos librará y protegerá de las trampas del enemigo y las enfermedades mortales. Dios nos cuida de errores y malas decisiones. Conocer la Palabra de Dios, siendo guiados por el Espíritu Santo, nos ayuda a vivir bajo la revelación y protección del Señor. El mundo está lleno de peligros, pero estas cosas son las que el Señor es fiel en resguardar con aquellos que han decidido vivir a su amparo.

(vs. 4) El símbolo de las plumas y las alas del versículo cuatro nos muestra la dedicación como la tiene una madre o un padre, ese amor único y especial que los padres tienen con sus hijos, incluso en la naturaleza podemos ver como una madre es capaz de defender con fuerza y agallas a sus crías, así también nuestro Padre es el guardador de nuestras vidas.

(vs. 5-8) El amor de Dios nos da seguridad plena, nos hace vivir libres, en paz, en gozo y confiados. El enemigo quiere atacar. Ha venido a matar, robar y destruir, pero Jesús vino a darnos vida y vida en abundancia. Las catástrofes, las plagas y la mortandad son una amenaza para el mundo, pero el Señor nos librará de todas ellas. Los que son fieles, son recompensados con el favor de Dios, los que lo desprecian tendrán consecuencias.

(vs. 9-10) En los versos 9 y 10 una vez más nos llama a hacer al Señor nuestro refugio para tener esta protección, es una protección especial para aquellos que deciden poner al Señor como el todo en sus vida, que lo aman sobre todas las cosas. El verso diez tiene una promesa para nuestro hogar, esto incluye nuestras pertenencias, nuestra familia en toda su integridad, dice que ninguna plaga se acercará, el Señor mantiene lejos de la casa de los justos la calamidad.

(vs. 11-12) Dios envía ángeles que están a nuestro resguardo, ellos son sus fieles servidores de los cielos, que vienen a la tierra a defender a los herederos de la salvación para que no tropecemos. También agrega que sus propias manos estarán con nosotros, las mismas manos de Dios nos cuidarán de que nuestro pie no se lastime, esto es nuestros caminos, los lugares donde andamos, los proyectos que hemos elegido, los que Él nos guiará para realizar, el camino es nuestro avance y trabajo, lo que hacemos a diario, los emprendimientos y labores que tenemos que hacer en la vida, estas cosas están vigiladas por nuestro Dios y Padre para no tomar caminos errados.

(vs. 13) El verso trece nos habla de pisotear escorpiones y cobras, semejante a la afirmación del Señor Jesús cuando nos dijo en Lucas 10:19 “Miren, les he dado autoridad sobre todos los poderes del enemigo; pueden caminar entre serpientes y escorpiones y aplastarlos. Nada les hará daño”. Tenemos autoridad como hijos de Dios, estamos cubiertos por la sangre de Cristo y el glorioso Espíritu Santo vive en nosotros con el propósito de llenarnos, sanarnos y guiarnos a toda victoria. La oración ungida, en el nombre de Jesús, tiene autoridad sobre toda fuerza del enemigo. Una persona y una familia debe orar continuamente, cada día, darle la bienvenida al Espíritu Santo en cada asunto. Declarando en fe la victoria de Jesús sobre el mundo y el poder del mal.

(vs. 14-15) Dios promete responder, rescatar, proteger, estar con nosotros y honrar a quienes amamos su nombre, los que confían en Él, que nos ha dado muestras de su amor en Cristo Jesús. Amar a Dios sobre todas las cosas es el primer y gran mandamiento, por eso es importante dedicarnos a este amor, honrar a Dios con nuestra vida, temer a Dios es respetar su persona, obedecer con el corazón, el Señor está interesado en la sinceridad de nuestros corazones.

Cuando llamemos, Él responderá, estará con nosotros con su amable y hermosa compañía.

(vs. 16) La última promesa es larga vida y salvación. Andar en el Espíritu Santo es paz y gozo, su palabra es salud para nuestro cuerpo. Jesús dijo pidan y se les dará, llamen y se les abrirá, busquen y encontrarán, la insistencia y permanencia trae respuestas de Dios. Su bendición se manifiesta en aquellos que temen su nombre. Hay salud, larga y buena vida para los que se amparen a la sombra del Altísimo. Nuestro castillo, nuestro refugio y nuestro libertador.

ORACIÓN PODEROSA DE PROTECCIÓN:

“Gracias Dios Padre por estar con nosotros como nuestro refugio seguro, eres un fuerte castillo que podemos habitar con nuestras familias. Gracias por llamarnos a la fe, a respetar y obedecer tu palabra, para así vivir resguardados de toda clase de mal.

Declaramos que tú eres nuestro alto refugio en todo tiempo. Nos colocamos ahora por fe bajo la sombra de tus alas, permanecemos en ti. Entregamos bajo tu protección nuestra vida, casa, familia, actividades; nuestra entrada y nuestra salida en todo tiempo y en todo lugar. Te pedimos en el nombre de tu Hijo Jesús que nos perdones y limpies de todo mal. Gracias Dios porque estamos cubiertos y limpios por la sangre de Cristo. Todo nuestro ser y nuestra vida está bajo tu protección, gracias por darnos vida y vida en abundancia. Tú eres nuestra ayuda en todo tiempo, en nuestras finanzas, salud, ministerio, trabajo, estudios y en toda actividad. Gracias Padre por darnos tu Espíritu Santo. Pedimos, creemos y declaramos todo esto en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

Caminando en Comunión con Dios

Siguiente articulo:

EL ORDEN DIVINO DE LA FE

También te puede interesar...

  1. Gracias Dios por darnos cada dia tu mensaje,que nos sirve de gran bendicion en nuestras vida de y en nuestras familia,tu amor y misericordia es grande,gracias mil gracias papasito lindo gracias

Publica un nuevo comentario