Toma el territorio que Dios ya te entregó

Por Esteban Correa

Cuando el pueblo de Dios estuvo en el desierto y en la tierra prometida sus enemigos tuvieron una llamativa reacción en común, temían de ellos. Temieron en el desierto y desde la primera conquista de la tierra prometida, que fue Jericó, donde hubo gran temor del pueblo de Israel.

Versión audio:

La biblia lo relata en Josué 2:9: “Yo sé que el Señor les ha dado esta tierra, y por eso estamos aterrorizados; todos los habitantes del país están muertos de miedo ante ustedes”. De acuerdo a esto podemos deducir que nuestros enemigos espirituales temen de nosotros. Temen que tomemos el territorio que Dios ya nos entrego, porque saben que si avanzamos, no podrán hacer nada más que soltar lo que nos pertence.

Josue capitulo 9 y 10 relata que los gabaonitas sabían que Dios les había entregado la tierra a Israel y cuando supieron que venían sobre ellos hicieron una astuta alianza para hacerse sus servidores. A veces los enemigos tienen “Mas fe” que nosotros, ellos saben de antemano que perderán y nosotros estamos teniendo más miedo que ellos, porque estamos creyendo una mentira. Los enemigos astutamente tratan de intimidarnos disfrazándose de poderosos y nos engañan. El pueblo de Dios se enfrento muchas veces a “gigantes” y naciones poderosas, ¿pero que son esas naciones al lado del Dios creador de universo? ¡¡Ellos temen de nosotros!! Querido Hermano, el enemigo teme tu avance, teme que luches para crecer y conquistar tus metas porque sabe que lo lograrás si lo haces con fe.

En Números 14:9 Josué dijo: “Así que no se rebelen contra el Señor ni tengan miedo de la gente que habita en esa tierra. ¡Ya son pan comido! No tienen quién los proteja, porque el Señor está de parte nuestra. Así que, ¡no les tengan miedo!”. Muchas cosas te parecen imposibles ahora, te parecen como “muy difíciles” pero eso no es así, esas cosas no son tan difíciles, solo parecen, una vez que te atrevas a caminar en fe sobre tus sueños todo lo que emprendas será prosperado, el secreto para derribar obstáculos reside en dar un paso y emprender. Jericó a pesar de su gran muro de protección, temían al pueblo de Dios porque ya conocían lo que había pasado en el desierto, sabían de los milagros y señales del Dios de Israel.

La deducción de los enemigos era: Si Dios los había librado de Faraón en Egipto (la potencia más grande) ¿Cómo las otras naciones no les habrían de temer? Lo mismo pasa hoy, el mundo esta bajo el dominio del príncipe de la potestad del aire y mucha de nuestra herencia esta en manos equivocadas.

Según 1 Pedro 2:9 La sangre de Cristo nos regeneraron para ser “Nación Santa, Real sacerdocio, pueblo adquirido por Dios” tenemos un linaje real, y ese linaje tiene autoridad, entonces ¿Cómo no podremos conquistar nuestra tierra prometida en este tiempo? Tu tierra prometida es todo aquello que esta en tu corazón, todos tus sueños y metas en la vida, es el destino que Dios preparó de antemano para ti. Los obstáculos serán derribados cuando tomes coraje, te decidas a actuar y sigas adelante. Ten una fe absoluta en Dios, eso te impulsará a ir por más y las puertas se abrirán para entrar en tu tierra prometida.

Anterior articulo:

Dile lo que quieras a Jesús

Siguiente articulo:

Jesús tenía un vocabulario de autoridad

También te puede interesar...