Tus BUENAS Acciones son SEMILLAS de Vida y Paz

Dios ve, aprecia y toma en cuenta todas y cada una de tus pequeñas o grandes buenas acciones. Si los hombres son capaces de recompensar a quien hace lo bueno ¿Cuanto más lo hará el Señor?

Eclesiastés 11:1 dice: “Envía tu grano por los mares, y a su tiempo recibirás ganancias”. Y el verso 6 del mismo capítulo agrega: “Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es igualmente bueno” .

Un empleador es considerado justo y bueno cuando paga a sus trabajadores por el tiempo trabajado y por el respeto con que trata a su gente. Y si existen jefes terrenales que hacen esto, ¿Cuanto más crees que el Señor hará por sus hijos?. Tarde o temprano, cada buena obra que realices, tendrá su justa recompensa del Señor. Cada acto de amor sincero, desinteresado, cada semilla que sembramos en otros sin esperar nada a cambio, es algo que agrada siempre al Señor. Es muy especial la felicidad que obtenemos cuando tratamos con amor y respeto a las personas.

Cuando colaboramos porque nos brota del corazón hacerlo. Son semillas de vida y bendición que vamos a cosechar en algún momento. Las oraciones que realices darán fruto, las palabras de aliento que des, la ayuda material, el tiempo de compañía que pases con tus seres queridos, serán tu paz, alegría y felicidad. Dios recompensa todas las obras que se realizan desde un buen corazón.

Oremos así:

“Señor, a partir de hoy sembraré todo tipo de semillas espirituales y materiales que tenga para dar, porque mi propósito es ser de bendición. Te agradezco porque sé que nunca olvidas las buenas acciones, guíame a dar con sabiduría, en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

UNCIÓN para tu Próxima Etapa de Conquista

Siguiente articulo:

La Palabra de Dios es Nuestra Arma Profética

También te puede interesar...

  1. gracias por estas palabras de bendición, del altísimo eso es lo que ago siempre de corazón sembrar de diferentes formas la semilla, que el Señor les siga bendiciedo

  2. Gracias Señor Nuestro, por que ciertamente tienes siervos tuyos apoyándonos aquí en la tierra para continuar nuestra lucha contra las fuerzas del mal. Dios Bendito, bendice a tu siervo Esteban Correa amado hermano y mensajero Tuyo. En el Nombre de nuestro Señor Jesucristo… Amén.

  3. Gracias por ser canal de bendición e instrumento de Dios, guiado por el Espíritu Santo. Es muy valiosa la misión encomendada: “Id y haced discipulos…..” A Dios toda la honra por la labor que realiza. Bendiciones hermano Esteban.

  4. Muchas gracias por bendecirnos con palabras de aliento y sabiduría del Altísimo Dios. Que el Espíritu Santo lo siga iluminando y guiando sus mensajes al leer las Sagradas Escrituras!. Que el Señor lo siga bendiciendo en todas las áreas y seguirá bendiciendo a más personas: Siervo del Dios Altísimo!!!

Publica un nuevo comentario