Dr. Gerry Landry Clama a Jesús Ante La Muerte y Vive Experiencia en el Cielo

Adaptado por avanzapormas de blog.godreports.com – christiantoday

El Dr. Gerry Landry, de 55 años, sabía perfectamente que estaba teniendo un ataque al corazón cuando sintió una fatiga abrumadora y un aplastante dolor en el pecho.

Landry-Gerry-259x300Su esposa se puso a orar después de de llamar a una ambulancia. Ella también había llamado amigos cristianos para orar.

A pesar del dolor insoportable, una ola de paz inundó el médico y a su esposa después de que oraron, una paz que desafía la comprensión. (Fil. 4: 7)

Fue trasladado en ambulancia al hospital, donde trabajaba en el Centro de Ciencias de Salud de la Universidad de Texas, pero un profundo ruego surgió en su corazón.

“Todo lo que recuerdo durante el viaje al hospital es que estaba llamando el nombre de Jesús, una y otra vez”, recordó el médico.

Unos años antes, orar por la ayuda de Dios habría sido lo último en su lista de tareas pendientes. Era un cristiano normal, dedicado a su iglesia, pero orar por sus pacientes no era parte de su vida.

Pero eso cambió un día. “Fui testigo de una pareja joven que oraba por un paciente mío, de hecho, sentí la presencia de Dios en la habitación y una rara conmoción. Oraron como si Dios fuera su amigo más cercano. Los envidiaba. En ese momento comencé una búsqueda para tener una verdadera relación personal y profunda con Dios “, dijo.

“En poco tiempo, me encontré con cristianos que me enseñaban y oraban por mí para recibir el Espíritu Santo. Después de esto, Jesús se hizo real para mí, y las palabras de la Biblia tomaron vida”

El Dr. Landry entró en la misma sala de emergencias donde él había tratado a cientos de pacientes. El médico a cargo en ese momento le mostró que su arteria coronaria inferior quedó colapsada.

Landry descubrió lo mismo porque: “El frío en mis manos era un indicio de colapso en mis venas”, dijo. “Pero, la dulce presencia de Jesús continuó envolviendome con paz”.

Pero a medida que su esposa oraba en silencio a su lado, su corazón dejó de latir repentinamente. “Fuí muy consciente de que mi espíritu se estaba separando de mi cuerpo,  y que morí – fue declarado” clínicamente muerto “a las 4:13 hs.” según dijo el médico

Inmediatamente se vio transportado al cielo – un lugar de belleza deslumbrante!

En ese momento, Landry informa que vio el cielo. “Una multitud de personas con una belleza radiante, me rodeaba. A pesar de la multitud, miró a su alrededor y reconocí algunos familiares, como también algunas figuras históricas que existían antes de mí desde hacía mucho tiempo.

Estábamos en el Eterno Ahora, sin pasado ni futuro y yo estaba muy a gusto, lleno de alegría.

Sentía como si perteneciera a ese lugar y era más real que estar en la tierra.

De alguna manera, se comunicaba con las personas a su alrededor sin emitir palabras. “¿Quién eres tú? ¿Qué estás haciendo aquí?”. Y entendía quienes eran: “Somos los que llegamos antes aquí y te damos la bienvenida”.

Pronto fue sobrecogido por una adoración entusiasta a Dios y fue tocado por su alegría inexpresable, dándole la bienvenida a la esfera celeste.

Luego un rayo de luz apareció en el centro de la multitud que veía – esta luz era Jesús y le dijo, “Gerry, mi paz sea contigo”. El doctor estaba impresionado por el hecho de que, entre los miles de millones de personas, Jesús sabía su nombre.

“En este momento entendí por primera vez, ¡lo que es la esencia de la integridad y la plenitud del amor de Dios!”

Landry sintió la mano de Jesús en su corazón y su voz diciendo. “Gerry, estás curado. No vas a tener más dolor, ni ansiedad, ni vergüenza ni culpa. Yo quiero que vuelvas. Serás dado de alta en el hospital en una semana. Quiero que hables de mi amor a tu familia, tus amigos y todas las personas que conozcas”. Entonces Jesús le dio instrucciones para estudiar el Evangelio de Juan, las dos primeras cartas también del apóstol Juan y todo el libro de apocalipsis de Juan.

El Dr. Landry no quería salir de su presencia. “Pero incluso cuando protesté que no quería volver a la tierra, sentí mi espíritu regreso a mi cuerpo.” dijo. Su corazón dejó de latir un total de cuatro minutos.

Según los médicos que asistían al Dr. Landry permaneció durante las próximas 10 horas entraba y salía del coma. “A veces, yo era consciente de otras personas, pero era incapaz de responder, a excepción de un momento en que Denise entró. Me desperté y lloré cuando le dije que había visto al Señor cara a cara a Jesús”, recordó.

Finalmente se despertó por completo del coma a las 3 am. En ese mismo momento, un hombre del grupo de oración del Dr. Landry fue despertado por Dios mostrándole a Gerry con graves problemas, y el Señor le dijo que: “vivirá y no morirá, porque yo le resucitaré para que hable a muchos de mi amor “.

“Exactamente como Jesús me dijo, una semana más tarde estaba en casa y, ante el asombro de mis médicos, curado completamente. Poco después de esto, he recibido una carta de un hermano cristiano, un árabe que habíamos conocido en Israel. Había tenido una visión de mí donde me veía pálido y enfermo. En ese momento preciso me llevaron a la sala de emergencias, ¡él oró por mí a más de 7.000 millas de distancia! ”

Cinco semanas más tarde, el Dr. Landry reanudó su trabajo como anestesiólogo de la Universidad del Centro de Salud de Texas en Tyler. “Compartía el amor de Jesús con muchos pacientes críticamente enfermos y sus familias”, dijo.

“Además, tal como lo prometió y porque yo era un doctor en medicina, Dios abrió las puertas para mí en muchos países extranjeros para compartir mi testimonio del cielo y hablar con los colegas médicos, sobre la importancia del cuidado completo de los pacientes y sobre compartir el amor de Dios.

“Bajo la dirección de Dios, he viajado a muchos países de África, Oriente Medio, Europa, Canadá, incluso China y otros de los llamados países restringidos.

“Doy gracias a Dios que me permitió el privilegio de ver de primera mano la realidad de Juan 11: 25-26, donde Jesús dice:” Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque esté muerto vivirá, y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá jamás “.

Veintitrés años después de su ataque al corazón y la experiencia cercana a la muerte el 24 de marzo de 1979, el Dr. Gerry Landry volvió al cielo después de haber sufrido un derrame cerebral. Esta vez se quedó…

Fuentes: christiantoday.com/article/ i.saw.jesus.in.heaven.and.he.knew.my.name.
says.doctor.who.had.near.death.experience /93076.htm / blog.godreports.com
/2016/08/medical-doctors-heart-attack-led-to-near-death-experience-in-heaven/
(adaptado por avanzapormas.com)

Anterior articulo:

Medalla de Oro: Dios se interesa más en qué traigo su amor al mundo

Siguiente articulo:

Muchos DIVORCIOS No Se Llevarían a Cabo Si las Parejas Se Hicieran Las Preguntas Adecuadas

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario