7 Claves Para Vivir Bajo el Favor de Dios

La biblia no habla de abundancia sino de sobreabundancia más allá de la capacidad de retener, es tanto lo que Dios nos puede dar que ya no tendremos la capacidad de contenerlo, cuando Pedro experimentó la pesca milagrosa dice que fue tanto que la red no lo podía contener y tuvo que pedir ayuda a los compañeros, ¡Eso es sobreabundancia! El verso 7 del capitulo 5 de Lucas termina diciendo: “Y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían”.

Versión Audio:

Cuando el Señor multiplicó los panes y los peces fue tanto que después de saciar a toda la multitud sobraron doce cestas llenas.“Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas”.Mateo 14:20

Dios nunca fue ni será escaso, lo escaso es nuestra visión, nuestra fe; pero bajo la bendición de Dios todo es más que abundante. Este mensaje es profético porque si lo estás oyendo, la abundancia y el favor de Dios vendrán a tu vida. Tu tiempo de desierto termina y comienza el camino hacia la plenitud.

En los tiempos del rey Salomón la plata era tanta que ya no tenia tanto valor y el oro abundaba por doquier. Pero la principal petición de Salomón no fue de oro y riquezas sino de ¡sabiduría! (1 Reyes 3:7-9) El rey demostró tener una actitud digna de destacar para todos los que quieren vivir bajo el favor de Dios.

Veremos 7 claves que desatan el favor de Dios:

Clave #1, Temer a Dios, amarlo y obedecerlo sobre todas las cosas, sabiendo que el es la fuente de toda provisión, sanidad y felicidad es la clave número uno para el favor de Dios.

Calve #2, Adorar, orar y dar de todo corazón, la adoración, la oración y la generosidad son llaves indispensables para andar bajo el favor de Dios.

Clave #3, Planificar: la biblia nos habla de ser ordenados y pensar detenidamente nuestros planes, sin plan no sabremos hacia donde caminar. Proverbios 21:5 lo resume así: “Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso!”

Clave #4, Buscar Sabiduría: Ante todo sabiduría, desear, estudiar, capacitarse y buscar la sabiduría de Dios para todo es confiar en la fuente verdadera, que es Dios, el conoce y sabe todas las cosas del universo y de él procede una de las mayores riquezas que podamos tener, su sabiduría.

Clave #5, El Trabajo: El esfuerzo y el empeño es otra piedra fundamental, nada se conseguirá con pereza, con duda, con desgano. Debes automotivarte para levantarte y trabajar cada día en tus sueños y metas. Enfócate en las cosas que quieras lograr y trabaja en pos de ellas.

Clave #6, Paciencia y perseverancia: Todo requiere paciencia, paso a paso, no te desesperes por cosas que no dan resultado de inmediato. Todo requiere un tiempo de maduración y preparación por eso ponle una cuota de paciencia y perseverancia a las cosas. Los resultados vendrán.

Clave #7, Rodearse de gente de fe: Es clave que puedas estar en ambientes sanos y con gente de fe, que puedas estimularte y aprender por medio de personas que son de gran bendición y motivación.

Anterior articulo:

Las Estrategias de Dios Producen Grandes Cosechas

Siguiente articulo:

El Oído de Dios Está Atento a tus Oraciones

También te puede interesar...

  1. muchas gracias a sido de mucha bendicion para mi vida yo me congrego pero me gusta aprender mas y aumentar mi fe y con esto lo e ido logrando poco a poco como dice esta palabra con fe y perseverancia me esta ayudando a buscar el reino de Dios y su justicia y se que todo lo demas vendra por añadidura.
    muchas bendiciones

  2. Estos mensajes son increibles, en todos Dios Padre me ha comunicado varias cosas. Son Alentadores, refrescantes, ofrecen gran sabiduria y nos alientan, por lo menos a mi personalmente. Me siento bien agradecido en cuanto a que Dios permitio que los contactara a ustedes. Multiplican grandes Bendiciones con sus mensajes llenos de la palabra de Dios. Les Deseo Cataratas de Bendiciones, un gran Abrazo.

  3. Mi hija me enviaba los mensajes de avanza por mas, hasta que me aguegue para poder recibirlos directamente. La palabra de Dios es clara solo hay que abrir el corazón para entenderla y la voluntad para cumplirla. De nada sirve escuchar o leer de ella sino la practicamos. Es Dios quien nos habla y es El mismo quien nos alienta. Amo al Señor con todo mi corazòn no por lo que me da sino porque en su infinita misericordia entregó a su hijo por mi y por todos. Esa es la prueba mas grande de amor hacia nosotros.

Publica un nuevo comentario