Derriba los ídolos y Dios te dará la victoria

Si la lucha es grande o pequeña, si los enemigos parecen muchos o pocos, siempre, en todos los casos, es el Señor Jesús quien nos da la bendición. Nosotros nos preparamos para la batalla, pero Dios es quien nos da la victoria.

Versión Audio:

Josué 7:10-12 dice: ¡Israel ha pecado y ha roto mi pacto! Robaron de lo que les ordené que apartaran para mí. Y no solo robaron sino que además mintieron y escondieron los objetos robados entre sus pertenencias. Por esa razón, los israelitas huyen derrotados de sus enemigos. Ahora Israel mismo será apartado para destrucción. No seguiré más con ustedes a menos que destruyan esas cosas que guardaron y que estaban destinadas para ser destruidas”. Josué pensó que derrotaría fácilmente a Hai, un pueblo pequeño, envió poco ejército, y no pudieron ganar. Luego de lamentarse y clamar a Dios, el Señor les mostró que habían robado lo que tenían que entregarle a Él, y algunos habían retenido lo que tenían que eliminar. La codicia llevó a muchos a esconder la riqueza que no provenía de una fuente de bendición, haciendo de esas cosas, un ídolo escondido. El Señor es quien siempre dio la victoria a su pueblo, y ésta requiere de obedecer lo que nos pide. Si desechamos el consejo y guardamos en el corazón lo que no es aprobado por el Señor, es como erigir un ídolo, que se transformará en la causa de nuestras derrotas.

Hagamos esta oración:

“Padre te pido que me muestres si hay ídolos en mi corazón que impidan que pueda derrotar lo que se me opone. Abre mis ojos y dame convicción de aquello que debo eliminar. Solo tu eres quien me da la victoria, lo pido en el nombre de Jesús, amén”

Anterior articulo:

¿”Lunas de Sangre” señales de los últimos tiempos?

Siguiente articulo:

Pensamientos de paz vienen sobre ti

También te puede interesar...

  1. en nombre de nuestro señor jesucristo te entrego mi vida mi familia mis proyectos de trabajo todo señor lo pongo en tus benditas manos para que se haga tu voluntad y no la mia amen

  2. Muchas veces estamos confundidos o cegados por las cosas del mundo(poder,riqueza,ambicion,sexo etc.)y estos idolos no nos permiten ver con claridad,lo hermoso y bello de la vida que Dios nos brinda cada dia, gracias pero muchas gracias por aclarar poco a poco nuestra vision,que se ve empañada por el enemigo……y que nuestro Dios nos ilumine para caminar y ver con claridad las maravillas que no apreciamos.

Publica un nuevo comentario