El Perfil de una Vida que Florece

Devocional Por Brian Houston

Reconocer un árbol que está floreciendo no es difícil. Sus raíces están plantadas en terreno fértil con signos de crecimiento y, su follaje, frutos, flores y semillas son sanas y abundantes.

Como un árbol, una vida que florece es una vida fructífera. Mostrará signos de crecimiento y salud con multitud de nutritivos frutos. Una vida que florece crece como el “cedro del Líbano” (Salmo 92:12), volviéndose fuerte y resistente y, levantándose por encima de las tormentas de la vida para ser un refugio para los demás.

Una vida fructífera es el resultado de sembrar buenas semillas sobre una tierra fértil. Pero, ¿cómo puedes saber si estás sembrando tu vida sobre algo que acabará siendo fructífero y productivo en la eternidad? Pregúntate a ti mismo:

¿Sobre qué estoy sembrando mi vida?

Tus prioridades reflejan tus valores y aquello que realmente aprecias. Jesús dijo: “…sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” Jesús dejó bien claro que él estaba sembrando en Su iglesia y que ¡ni siquiera el Infierno podría venir contra ella!

Haz de la Casa de Dios una prioridad y estarás edificando tu vida sobre un cimiento firme e inquebrantable. Cuando lo hagas, estarás también posicionándote para sembrar tu vida en otras cosas de verdadero valor, como son la familia, la amistad, la integridad y la generosidad.

¿Es la tierra de mi corazón sana?

Para vivir una vida que florece, también debes continuar confrontando actitudes y maneras de pensar que te alejan de los propósitos de Dios. Por ejemplo, el egoísmo, la falta de perdón, la incredulidad y el miedo absorberán la vida de Dios que hay en ti. Dios está preparado para ayudarte a confrontar esos retos internos. Sométete a Él y a Su Palabra y resiste la obra del enemigo en tu vida y, tu vida empezará a florecer.

ORACIÓN: Padre, quiero que mi vida florezca para así poder ser una fuente de esperanza y ayuda para otros. Enséñame a ponerte primero en todo y a confiar con seguridad en Ti para todo lo que necesite. Te pido esto en el Nombre de Jesús, Amén.El Perfil de una Vida que Florece

Anterior articulo:

Las Cuatro Clases de Perdón

Siguiente articulo:

Nosotros Tenemos La mente de Cristo

También te puede interesar...

  1. cada mañana que llego a mi oficina, abro mi correo y busco esos mensajes maravillosos que nos afirman cada día, cada mañana al recibir esas palabras que glorifican al señor, me ayudan a ser mejor persona, mejor hija, hermana, amiga, SOBRE TODO ME ACERCO MUCHO MAS A DIOS.BENDICIONES FLIA

  2. Gracias por esta palabra de enseñanza para vivir una vida prospera y bendecida en Cristo, y así debe ser, debemos de tener una vida llena de integridad en la búsqueda del Señor para que haya una comunicación de Padre a Hijo, para que así fluya el Amor de Dios en Cristo, en cada uno de nosotros, para dar frutos y sembrar de generación en generación. Bendiciones!

  3. Gracias por ser instrumentos de Dios, para mi vida, en estos momentos, sus devocionales son realmente son como agua fresca que vivifica. El Dios Eterno los bendice grandemente.

  4. Muchas gracias por preocuparse por cada alma, por qué cada palabra tiene una fresca unción donde nos anima cada día a seguir adelante,
    Palabras de equipamiento mayor para corazones que desean servir a Dios de corazón. Bendecido por siempre

Publica un nuevo comentario