La influencia de los padres

Tu eres hijo de Dios, y eres también un hijo de tu padre terrenal, y hoy el Señor te revelará la gran herencia que tienes como hijo y la enorme influencia que tienes si eres padre o como futuro padre. Dios renovará en este día tu condición de hijo para llegar a ser un buen padre.

El libro de Colosenses capítulo 3, versículos 20 y 21 dicen: “Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor. Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se desanimen”. Una de las revelaciones más importantes de nuestra vida es la de padre e hijo. Como hijos de nuestros padres terrenales hemos recibido ventajas y desventajas, todas nos fueron y son de influencia de alguna manera, y debemos recordar e imitar todo lo bueno que nos enseñaron, pero también debemos descartar toda descalificación, desprecio y palabras negativas que desataron sobre nosotros. Nuestra mayor identidad es como hijos de Dios, él nos enseña en su palabra el gran amor que tiene por nosotros y la gran herencia que nos ha legado. Recuerda siempre que eres un hijo de Dios, y tenes todas las ventajas y ayudas de tu padre celestial. Y como padres debemos comprender la gran responsabilidad que tenemos. Habla bien de tus hijos, bendícelos en todo, declara palabras positivas sobre ellos y de esta forma su futuro será de éxito y satisfacción.

Hagamos juntos esta oración: “Dios Padre, gracias por el gran amor que tienes por mi, gracias por haber entregado a tu único hijo para salvarme. Enséñame cada día a ver tu amor hacia mí. Recibo ahora tu toda la herencia que has predestinado para mi, recurro a ella como mi fuente de toda bendición espiritual y material en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

El camino de las parejas exitosas

Siguiente articulo:

La Liberación de la Angustia

También te puede interesar...