El camino de las parejas exitosas

Hoy declaramos bendición sobre toda relación sentimental y conyugal, bendecimos tu noviazgo o tu búsqueda de pareja, y bendecimos tu matrimonio para que todas las cosas referidas a tu vida sentimental estén bajo la mano protectora de Dios en el nombre de Jesús ¡Amén!

En el primer libro de Pedro capítulo 3 verso 4, de la biblia lenguaje actual, dice: “(…) La belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en el corazón. Así que, sean ustedes personas tranquilas y amables. Esta belleza nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios”.

La relación de noviazgo o matrimonio sobrevivirá felizmente en el tiempo cuando ese vínculo este basado en el consejo de Dios. El mundo de hoy reprime el compromiso matrimonial, degrada la familia y promueve el libertinaje; pero ese camino, lejos de ser pleno, esta lleno de dolor, sufrimiento y falsas apariencias. Solo una relación basada en la obediencia a Dios puede permanecer saludable.

La mejor manera de mantener una relación sentimental es que ambas partes tengan temor y reverencia a Dios. El amor se puede restaurar constantemente cuando Dios es el centro de la familia. El Señor Jesús es el guardían de las familias que basan su relación en su plan y su palabra, dándoles fuerzas para perdonarse y amarse cada día más.

Hagamos esta oración:

“Señor te pido que me guies y me des sabiduría y amor en mi relación sentimental y conyugal, te pido que cierres la puerta de todo aquello que no sea tu voluntad y que me abras la puerta correcta en toda decisión que deba tomar, en el nombre de Jesús. ¡Amén!” Por Esteban Correa

Anterior articulo:

Cortando ligaduras almáticas

Siguiente articulo:

La influencia de los padres

También te puede interesar...