MILAGROS MAYORES TE ESPERAN

Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije que te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que éstas verás. (Juan 1:50)

No es conveniente conformarse con las experiencias gratas del pasado. Gran cantidad de buenos cristianos repasan una y otra vez los momentos dorados de su caminar con Cristo, recordando tal o cual acontecimiento, reunión o viaje al extranjero donde experimentaron la presencia de Dios de manera extraordinaria, algunos recibieron grandes milagros y aun otros fueron impactados y conmovidos por el poder de Dios. Sin embargo Dios tiene cosas nuevas para ti. No pienses que él ya ha terminado su obra en tu vida, todavía tienes más que experimentar, conocer y disfrutar. En los propósitos de Dios lo que recibimos hoy de su mano no se compara con lo que vendrá. Lo que tenemos por delante siempre será más glorioso. Si estamos tomados de la mano de Jesús, él nos conducirá por el camino de los justos, un camino que va en aumento, en crecimiento y en esplendor como la luz de la aurora que avanza hasta que el día es perfecto. (Ver proverbios 4:18)

Jesús se revela a Natanael descubriendo lo que había en el corazón de este y mencionando un hecho que al parecer nadie conocía. Esto lo deja sorprendido, sin embargo el Señor le aclara diciendo que esto es solo el comienzo, cosas mayores vera y experimentara pues a partir de ese momento cielos abiertos y ángeles ministradores serán algo habitual en su vida.

Amigo el Señor tiene más para ti. Y sin importar tu edad ,no te conformes con lo recibido hasta hoy, En los próximos días podrás experimentar la gloria de Dios como nunca antes, recibirás tus mayores milagros, contemplaras visiones de ángeles y disfrutaras cielos abiertos sobre tu vida. Algo especial de Dios te espera en el camino.

Oremos así:

“Padre celestial, gracias por todas las bendiciones recibidas. Pero te doy gracias anticipadamente por todas aquellas bendiciones que estoy a punto de recibir. Tú nunca dejas de sorprendernos. Que a partir de hoy cielos abiertos y experiencias sobrenaturales me acompañen a cada momento. ¡Declaro que lo mejor está por venir, en el nombre de Jesús… amén!”

Anterior articulo:

Cómo Vencer La Preocupación

Siguiente articulo:

El poder del perdón

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario