Nada Puede Quitar los Dones que Dios te Dio

Tienes dones y un llamado por cumplir, y a eso nada lo cambiará. Tu potencial está listo para ser usado y crecer. No escuches lo que otros opinen de ti, céntrate en que el Señor te llamó con un gran propósito.

Versión audio:

En Romanos 11:29 dice: “Porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables”. Existe un potencial que traemos dentro nuestro y nada nos lo puede quitar. Los dones que cada uno tiene están listos para ser usados y expandidos. Aún cuando te hayas decepcionado, hayas tenido fracasos, hayas recibido críticas, nada de eso cambia el hecho de que tu potencial está listo para avanzar. Solo escucha lo que Dios dice de ti, que eres de gran valor, que estás ungido, que tienes talento y capacidad, que eres creativo, que puedes ser un gran líder, emprendedor, exitoso y superar los desafíos.

Dios te dice que para su gloria te ha creado y para hacer proezas. Activa los dones, enciende el fuego, no lo dejes decaer. Los dones y el llamado de Dios están en ti, no los desperdicies, utiliza todo lo que te fue dado. Los conflictos en tu matrimonio, la culpa, el rechazo, el dolor, todo lo podrás superar. Tu potencial y llamado no cambiarán, por eso enfócate en que Dios te lo ha dado y podrás renovarte, crecer, sanar y avanzar mucho más. Si has cometido distintos errores y crees que eso es tu fin, no te desalientes, porque Dios endereza los caminos torcidos, te perdona, te sana y restaura. Aunque se cierre una puerta, otra se abrirá. Mantén la expectativa, todo va a mejorar.

Oremos así:

“Señor, gracias por hacerme entender que a los dones y llamado nada me los puede quitar. Lo que dices y crees de mi, es lo mismo a lo que digo y creo de mi. Hoy me levanto a un nuevo nivel de tu propósito, me centro en tu voluntad en el nombre de Jesús. Amén”

Anterior articulo:

No te Resignes, Hay Mayores Cosas Para Ti

Siguiente articulo:

En ti hay fuente inagotable de recursos y vida eterna

También te puede interesar...

  1. Muchas gracias hermano por Avanza por mas, cada vez me llenan y me dicen cuan importante soy para Dios; que gran valor Él me ha dado para lograr lo que no he logrado; me motiva a seguir adelante, me llena de entusiasmo y sé que hará grandes maravillas en mi. Gracias por ser un hermano especial en este Ministerio que El Señor te ha dado…Gloria se a El!!

Publica un nuevo comentario