Oraciones por sanidad y un milagro de Dios

La voluntad de Dios es la sanidad, por eso ahora le ordenamos a toda enfermedad y dolencia que se aleje de nuestra vida, nuestro cuerpo y nuestra casa en el nombre de Jesús. Recibimos la salud que Cristo nos entregó en la cruz, por sus llagas fuimos nosotros curados en cuerpo y alma. Amén.

El Salmos 91:6 dice: “No temerás a la peste que ronda en la oscuridad, ni a la mortandad que destruye a pleno sol”. La promesa de este salmo es que si permanecemos bajo la sombra de las alas de Dios, no tenemos nada que temer. Jesús sólo estuvo impedido de hacer un mialgro en aquellos que no tenían fe.

La fe es una decisión de creerle al Dios, quién es todopoderoso. No es lo que siento, sino lo que decido, y perseverar en esa decisión es tener fe por un milagro. La fe resiste al temor, a la mentira y a la incredulidad, porque ésta nos aleja de las promesas de Dios. La fe es una batalla continua, pero es el escudo que nos protege de los dardos de fuego del enemigo y nos encamina hacia la bendición y la sanidad.

Repitamos juntos esta oración:

Señor Jesús, declaro que tu eres mi sanador, que por tus heridas yo fui curado en la cruz. La sanidad es mi herencia y la recibo ahora mismo, porque creo tus promesas. Padre te doy gracias por mi sanidad, porque se que es la bendición que tienes para mi en el nombre de Jesús. Amén.

Anterior articulo:

Dios tiene el control – Oración y devocional

Siguiente articulo:

Dios prepara tu futuro – oraciones de fe

También te puede interesar...