Programando de Nuevo su Mente

Por John Osteen

Usted no tiene derecho, como una nueva criatura, de tomar otra actitud sino la que Dios dice respecto a su situación.

Mientras el diablo pueda mantener su mente ignorante de las verdades sobre su justicia como está revelada en la Palabra de Dios, usted vivirá bajo la nube oscura de condenación e indignidad. ¡Eso es vivir bajo la mentira del diablo! Romanos 12:1-2 nos dice: Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

El hombre espiritual es hecho una nueva creación. Usted es un ser espiritual. Usted vive en un cuerpo. Cuando usted nace de nuevo, obtiene absoluta justicia y una posición de perfecta relación con Dios, como nueva criatura.

No obstante, su mente es como una computadora. Cuando usted nació de nuevo, Dios no le dio al instante una nueva mente. Como un ser natural, usted vivió de acuerdo a su mente (Efesios 2:3). Por muchos años usted ha obedecido a su mente y como una computadora, reacciona y cree ciertas cosas. Aunque en su espíritu usted es una nueva criatura, necesita que su computadora (su mente) sea renovada o programada de nuevo. Sin Dios está programada de acuerdo a los deseos de la carne y la corriente de este mundo. Está programada para vivir de acuerdo a su vieja naturaleza de pecado.

Efesios 2:2 dice: En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia.

Efesios 2:3 continúa: entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Algunas personas han tenido la mente programada con tradiciones religiosas contrarias a la Palabra de Dios. Deben programar de nuevo sus pensamientos para ponerlos en armonía con la Biblia. La religión ha enseñado a la nueva criatura de Dios a decir: “No soy digno.” Mas la Palabra de Dios dice de la nueva criatura: AHORA, PUES, NINGUNA CONDENACIÓN hay para los que están en Cristo Jesús (Romanos 8:1). El diablo te susurra: “Vas a morir de una enfermedad.” Pero cuando usted ha programado su mente con la Palabra de Dios, rápidamente dirá: No moriré. Dios me saciará de larga vida (Salmo 91:6). No estaré enfermo, porque Jesús dice: Por sus llagas fuimos nosotros curados (Isaías 53:5). El diablo te susurra: “Vas a fracasar. Nunca tendrás éxito financieramente.” Mas la nueva criatura cuya mente ha sido programada de nuevo, valientemente dice: Mi Dios,pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús (Filipenses 4:19).

El diablo te susurra dice: “Eres un pecador y le has fallado a Dios. No eres digno.” Pero usted valientemente dice lo que Dios dice sobre usted: “Yo soy la justicia de Dios.” Declare que Juan 3:17 es verdad: Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. La nueva criatura debe estar constantemente programando de nuevo su mente, como una computadora. Usted debe alimentar su mente diariamente con la Palabra de Dios. ¡Este proceso no tiene fin! Usted necesita su mente renovada a través de entendiendo de la Biblia y sabiendo quién es en Cristo, sus habilidades en El y su posición mediante la sangre de Jesús.

Su mente debe ser enseñada a pensar de acuerdo con lo que la Biblia dice. Usted no tiene derecho, como una nueva criatura, de tomar otra actitud sino la que Dios dice respecto a su situación. Permítame contarle una historia que ilustra esta gran necesidad que usted tiene de desarrollar su mente.

Una vez pasé en auto junto a un hombre que estaba de pie frente a una casa muy grande y costosa. Al mirar a ese hombre fuerte musculoso y bien parecido a la distancia, pensé varias cosas.

Daba la apariencia de ser un hombre que se había, distinguido como atleta. Bien pudo haber sido homenajeado por muchos como un gran atleta. Sin embargo, no lo era. Pudo haber sido un gran músico con esas manos finas tocando varios instrumentos. Posiblemente habría podido ser un científico. Pudo haber sido una de esas distinguidas personas que contribuyen a las necesidades de la humanidad. Pudo haber sido un doctor. Pudo haber sido un ejecutivo en alguna corporación. Quizá podría haber tenido centenares de empleados bajo sus órdenes y una cuenta bancaria multimillonaria.

¡Oh, que no pudo haber sido! No obstante, al acercarme a él y observar ese cuerpo fuerte y sano, con todas sus potencialidades, noté que hablaba con el intelecto de un niño, posiblemente de unos nueve o diez años. ¡Su mente había cesado de desarrollarse! ¡Que pérdida!

¡Quien sabe lo que él pudiera haber hecho por el Señor y la raza humana! ¿Puede usted ver que tragedia cuando la mente natural cesa de desarrollarse? Piense sobre este mismo principio respecto al hombre espiritual. Hay hombres y mujeres en el Cuerpo de Cristo quienes pudieron haber conquistado continentes para Dios. Ellos pudieron haber hecho grandes proezas para el Señor. ¡Pudieron haber bendecido a millones de personas necesitadas! ¡Pudieron haber caminado con Dios y haber prosperado de tal manera que hubiesen podido dar millones de dólares al
reino de Dios y la extensión del Evangelio! Pero nunca lo hicieron. Ellos se han quedado balbucando con mentes subdesarrolladas, sin ser renovados por la Palabra de Dios, viviendo como pequeños bebés llorando y quejándose por cualquier cosa. Atados a la “mamadera,”¡cuando deberían estar haciendo grandes milagros para Dios! Mientras el diablo pueda mantener su mente ignorante y torcida, podrá mantenerlo viviendo bajo la nube oscura de la derrota, la indignidad y la condenación. Tiene que renovar su mente a través del entendimiento de la Biblia. Usted necesita saber quien es, conocer sus habilidades en Dios y su posición mediante la sangre del Señor Jesucristo. Cada día debe renovar y desarrollar su mente. Cada día debe permitir que los pensamientos de Dios penetren en su mente. Debe meditar en la Palabra de Dios.

Muchos cristianos podrían estar viviendo vidas victoriosas, poderosas, vidas útiles; pero en lugar de eso son débiles, derrotados, temerosos, y viviendo bajo condenación. Eso es porque sus mentes nunca han sido renovadas para saber quienes son realmente siendo nuevas criaturas en Cristo. Como una nueva criatura, usted necesita especialmente renovar su mente sobre el tema de la justica de Dios.

¡Necesita saber, pensar, hablar, y actuar como una persona justa y libre de condenación ante los ojos de Dios! (¡Y usted lo es!)

La Biblia dice en II Corintios 5:17, 21: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos JUSTICIA DE DIOS EN EL.

Anterior articulo:

Si Buscas Excelencia el Favor de Dios Brillará Sobre Ti

Siguiente articulo:

Una Bendición Abundante Para Tu Vida

También te puede interesar...

  1. Hola Bendciones para todos les felicito por todas esas reflexiones han sido un gran alimento espiuritual .. hace poco dios me ha permitido sacar al aire una estacion de radio y bajo esa reflexiones para compartirlas con los oyentes , favor sin me pueden regalarlar en audio el SEÑOR JESUCRISTO les continue bendiciendo.

  2. Buenas tardes
    Soy Vanessa Alvarez, y quiero felicitarlos por esta pagina realmente en lo poco q he leido me ha gustado mucho y me ha dejado con la boca abierta de tantas cosas y aun mas por aprender los felicito en serio,,,, y Dios los bendiga

Publica un nuevo comentario