Realidad Virtual – Reflexión Cristiana

Andrea era una joven que padecía trastornos alimentarios. Estaba realizando tratamientos médicos. Aunque era la mejor de su clase, y recibía el cariño, afecto y apoyo de sus seres queridos su situación no parecía mejorar. Cada vez que se miraba al espejo se desilusionan al ver esos kilos de más que ensombrecían y alejaban de ella más y más el ideal perfecto que perseguía; esto la deprimía. No comprendía como podía fracasar en esa área, cuando en otros aspectos de su vida había sido tan exitosa.

Versión audio:

Cada semana que pasaba se veía más y más obesa, no entendía como era posible que sus cercanos no lo notaran y para colmo cuando el medico la pesaba en su consultorio la aguja de la balanza apenas marcaba 39 kilos. Andrea estaba muy confundida. Ella veía una cosa, pero la realidad, la verdadera realidad, era otra. Padecía anorexia nerviosa, y si los tratamientos no daban resultado en forma inmediata corría peligro su vida.

Este es uno de los casos extremos donde la persona vive una realidad engañosa y lo más lamentable que esta trama ficticia la conduce día a día, a la destrucción.

“Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8.32)

La palabra verdad significa en este contexto “realidad”. La realidad o verdad que nos hace libres es la que proviene de la palabra de Dios, es la realidad que aceptamos por medio de la fe. El justo por la fe vivirá. No es por vista sino por fe. Cuando decidimos vivir a través de lo que dictan nuestros sentidos, los medios de comunicación, nuestro entorno o circunstancias, o aun las acusaciones y mentiras de Satanás, y no evaluamos esas directivas de acuerdo a la brújula de La palabra de Dios, corremos el peligro de vivir en la mentira. Muchos vivimos una realidad virtual. Parece real, se siente real, pero es una ilusión, es una mentira.

Nuestra imaginación es una parte muy importante de nuestro ser. Proverbios23.7 dice “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es el.

Todo lo que alguna vez haya sido construido, fabricado, elaborado, desarrollado comenzó en la imaginación de alguien. Tendemos a reproducir aquello que imaginamos o le prestamos demasiada atención con nuestros pensamientos.

Es por ello que el apóstol Pablo nos aconseja a meditar y reflexionar en todo lo bueno, puro, amable, justo etc. (filipenses 4:8)

¿En que se concentran tus pensamientos? ¿Qué tipo de pensamientos consumen la mayor parte de tu tiempo y energías?

La palabra meditación está relacionada con la palabra medicina. En un sentido positivo meditación seria pensar de tal manera, que traemos salud y bienestar a nuestra vida.

Llegamos a ser saludables en nuestra mente y corazón cuando meditamos en las cosas de Dios y soñamos sus sueños. El salmista escribió “deléitate en el señor, y él te concederá las peticiones de tu corazón (Salmo 37:4) .Cuando soñamos con Dios nos transformamos en la obra maestra de su propósito.

Lo que confesamos con nuestros labios reviste una gran importancia en la realización de nuestros sueños. Dios imagino en su mente todo el proceso de la creación. Tuvo una idea. Pero luego declaro su palabra y las cosas fueron traídas del mundo imaginario a su plena realización. “por fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. (Heb 11.3)

En la vida cristiana debemos enfrentar grandes dificultades. Problemas y dificultades que podemos enfrentar y vencer por la gracia de Dios. No es su voluntad que vallamos por la vida con una actitud de temor, afán o derrota. Él nos pide que seamos vencedores.

realidad-virtual-reflexion-cristianaCuando nuestro corazón se mantiene firme alabando y confesando la palabra, sin importar las circunstancias, Dios siempre nos ayudara a vencer.

No hables de enfermedades, confiesa sanidad. No hables de escases, confiesa la provisión de Dios para todas tus necesidades. No hables de debilidad, proclama tu fortaleza en Cristo, no hables de esclavitud, confiesa que Cristo te da verdadera libertad. No hables de derrotas, al contrario ¡proclama tu victoria en Jesús! Con tu boca proclamas la confesión que te sanara, que te dará salvación, libertad y todas las bendiciones físicas y espirituales preparadas para ti en Cristo Jesús. Por medio de su palabra y tu confesión de la misma, llegaras a vencer al mismo Satanás. Y ellos le han vencido (a Satanás), por medio de la sangre del cordero y de la palabra del testimonio de ellos” (Apocalipsis 12:11).

Convéncete que eres lo que Dios dice que eres. Vive en un nivel más alto dentro del reino de Dios. Plantea vivir al nivel de lo que está escrito en la palabra de Dios con respecto a ti, piensa…, habla… Y actúa de esta forma.
Tu verdadera realidad no está en tus circunstancias. Tu verdadera realidad es la que Dios ha decretado para ti en su palabra.

Anterior articulo:

ACCEDE AL PODER ILIMITADO

Siguiente articulo:

ANIMACIÓN Una ESPOSA Es Feliz Porque…

También te puede interesar...

  1. Confieso que Jesucristo es mi realidad, fortaleza, salud y salvacion, lo mismo para mis hijos y familia. amen. gloria DIOS todoposeroso.

  2. Lo decreto y lo creo que que Dios es mi verdadera realidad el que me sostiene dia a dia,yo estiy cubierta por la sangre del cordero igual que mi hija ,mis nietos y toda mi generación,en el nombre de Jesús

Publica un nuevo comentario