Una vida con Jesús…

Imagenes cristianas bonitas

Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo somos uno.

Juan 10:28-30 | NVI

Anterior articulo:

Unción del GUERRERO de Oración

Siguiente articulo:

Nadie de Corazón Impuro Podrá Ingresar al Reino de Dios

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario