RECUPERANDO LA INVERSIÓN

Por Brenda Kunneman

“Yo siempre tengo un plan para recuperar cada inversión perdida. Porque nunca dejaré que a mi gente le falte y siempre les devolveré aumentado si confían en mis instrucciones y mi plan y me siguen de cerca”

Escritura Profética:

…Persíguelos le respondió el Señor. Vas a alcanzarlos, y rescatarás a los cautivos (1 Samuel 30:8)

Cuando David fue atacado por los amalecitas en Siclag, las cosas que él había invertido fueron de repente arrebatas. Los miembros de su familia fueron secuestrados y la ciudad fue quemada, destruyendo las posesiones de la gente. Algunas personas quisieron apedrear a David. Sin embargo, porque había servido al Señor, Dios ya había establecido un plan para que David pudiera recobrar su inversión. El Señor le dijo que persiguiera a los amalecitas y que recobraría todo. No solo que David pudo recobrar a todos los miembros de su familia, Dios también restituyó las posesiones materiales de la gente (ver 1 Samuel 30:18-19). Sin embargo, su éxito se dio porque el primero reafirmó su fe en el Señor (ver 1Samuel 30:6). El se pudo haber sentado a pensar por qué esto está pasando en primer lugar, pero el no hizo eso. En lugar de ello, él incuestionablemente creyó en la fidelidad del Señor, y cuando Dios le dijo el siguiente paso David se fue detrás muy confiado de que Dios aseguraría su éxito.

Quizás has perdido muchas inversiones, un trabajo, o negocios que han causado tensión financiera. Como David, empieza el proceso de recobrar, recordándote a ti mismo que Dios siempre tiene un plan esperando para ser ejecutado. Mientras quizás parezca que todo se ha ido hoy, quédate con el Señor y recuerda que El eventualmente te regresará todo y más.

Oración:

Señor, confío en Ti incuestionablemente, y mientras no tenga todas las respuestas con respecto a toda experiencia de pérdida en mi vida, sé que tú siempre tienes un plan para recobrar lo perdido. Muéstrame el siguiente paso para seguir en Tu plan, y sé que definitivamente recuperaré todo! En el nombre de Jesús,

Amén.

Anterior articulo:

Proverbios 3 – La Bendición, La Sabiduría y el Temor de Dios

Siguiente articulo:

Animación – La Imagen de Dios y su Plan para la Humanidad

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario