Restaurados, fuertes, firmes y estables

Antes de llegar a un nuevo nivel de fe y madurez puedes pasar momentos difíciles, pero todo tiene el propósito de hacernos más fuertes y estables en nuestra vida espiritual. Ten por seguro que luego de un breve tiempo de prueba serás más estable, firme y fuerte.

1 Pedro 5:10 dice: “Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables”.

Muchas de las situaciones difíciles que vivimos servirán para que terminemos restaurados, fuertes, firmes y estables. Si estás pasando por un momento difícil y alguien te pregunta cómo te encuentras, responde que estás confiando en Dios, esperando ver su mano y favor, sabiendo que él tiene un propósito, una salida para esa situación. Si buscas al Señor, te dará paz en tu espíritu y fortaleza para sobrellevar ese momento, pues todo lo puedes por medio de Cristo, quién te da la fortaleza. Mantente firme en la fe, no te desvíes ni a izquierda ni a derecha, porque esto pasará y cuando hayas atravesado la prueba, subirás niveles de fe para ser más fuerte, estable y firme en todas las áreas.

El Salmo 103:2-5 dice: “Alaba, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión; él colma de bienes tu vida y te rejuvenece como a las águilas”.

Realicemos esta oración:

“Padre gracias por darme fortaleza en todo momento, por estar siempre a mi lado. Creo y declaro que estoy en victoria, que tu favor está sobre mí, que superaré los obstáculos para terminar fuerte, firme y ayudar a otros en el nombre de Jesús. Amén”.

Anterior articulo:

Medita la palabra de Dios y serás transformado

Siguiente articulo:

¡Dios te Dará Mucho Más de lo que Perdiste!

También te puede interesar...