A Dios le importa lo que hayas perdido

La vida de Eliseo parecía llena de momentos extraños e inexplicables. Uno de los más extraños está en 2 Reyes 6:1-7.

En este pasaje encontramos un grupo de profetas cortando árboles con hachas, con el fin de utilizarlos en la construcción de nuevos hogares. Uno de los profetas pierde la cabeza de su hacha en el agua y se altera porque era prestada. Eliseo responde tomando un palo y lanzándolo en el lugar donde esta cayó en el agua. La cabeza del hacha salió a flote inmediatamente. Cuando usted lee por primera vez esta historia, puede parecerle que no tiene un propósito, pero hay mucho que aprender de esta historia. A Dios le importa lo que usted ha perdido. Ninguna preocupación es demasiado pequeña para nuestro Dios, incluso una cabeza de hacha perdida.

¿Qué ha perdido? ¿Ha perdido una bendición, una relación, paz, solidez financiera, su reputación o algo más? La buena noticia es que a Dios le importa mucho lo que sea que usted haya perdido que le puede ayudar a recuperarlo. Dios le puede ayudar a encontrar lo que perdió, empezando por buscar en el lugar donde cayó. Regrese al sitio donde perdió el norte y permita que Dios lo ayude a volver al camino. Puede que necesite dejar algo y empezar a hacer otra cosa diferente. La cabeza de su hacha no está perdida.

Anterior articulo:

El Poder de Dios Se Muestra Mejor en Los Débiles

Siguiente articulo:

La perseverancia es el fuego en los huesos

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario