Oración con Devocional Para Tener Comunión con el Espíritu Santo

Por Mario Serrano

En realidad, a ustedes les conviene que me vaya. Porque si no me voy, el Espíritu que los ayudará y consolará no vendrá; en cambio, si me voy, yo lo enviaré (Juan 16:8)

En el versículo de hoy queda reflejada la intención de Dios en relación al Espíritu Santo.

El deseo del Espíritu es tener comunión contigo. Tú deberías tener la misma intención hacia él.

Jesús les dijo a sus discípulos que a ellos les convenía que él se marchase, porque de esta manera el Espíritu del Señor descendería y estaría con ellos para siempre. Este concepto parecía difícil de aceptar por los discípulos.

Ellos habían caminado con Jesús, habían escuchado sus palabras y recibido su amor, vieron también sus milagros, compartieron el pan y el vino, habían permanecido durante aproximadamente tres años, cerca del ser más maravilloso que vivió sobre esta tierra.

De pronto Jesús hace esta afirmación, declarando que había alguien, que en breve los acompañaría, y que les convenía más, una persona que los consolaría, sería su maestro enseñándoles todas las cosas, y dirigiéndolos en cada paso.

En el libro de los hechos de los apóstoles capítulo dos se materializa esta promesa el día de pentecostés, y a partir de allí comienza la era del Espíritu Santo, ocupando este un rol vital en la iglesia primitiva. En todo el nuevo testamento vemos que relación fina y profunda tenían los creyentes de la primera iglesia con el bendito Espíritu de Dios.
Hoy tú puedes tener esa misma relación profunda y significativa, con él.

Para algunos el Espíritu Santo es solo una materia de seminario, una influencia o tal vez ni siquiera sepan de Él.
Querido Amigo. ¿Cuál es tu nivel de comunión con el Espíritu del Señor? El pude ser tu amigo, tu consolador, maestro, compañero y guía si tan solo se lo permites. Toma un tiempo cada día para desarrollar esa amistad profunda que Jesús dijo que era conveniente para nosotros. Si Jesús dijo que nos convenía es porque debemos prestar atención a esto. Mientras lees o escuchas este mensaje.

El bendito Espíritu del Señor está a tu lado. En la dificultad, la tentación y los momentos de debilidad y frustración te acompaña. En el éxito, salud y prosperidad dirige tus pasos. Quieres vivir una vida abundante y poderosa, entonces ten comunión con El.

Oremos así:

Bendito Espíritu de Dios, Jesús enseño que tener comunión y amistad contigo me convenía.

Quiero desarrollar una devoción profunda contigo, como la tuvieron los discípulos de la primera iglesia.
Tu eres mi maestro guía y consolador. Mi vida cristiana está vacía sin ti.

Si te he contristado con mis pecados, acciones y palabras te pido perdón.

Tu eres mi ayudador, entonces impúlsame a establecer una comunión profunda contigo. Abrázame, cúbreme, envuélveme, con tu poder y amor

Siento, tu maravillosa presencia inundando como ríos de vida mi corazón, transformando mi vida seca y vacía en una fuente de agua que salta para vida eterna.

Lo pido, lo creo y declaro en el poderoso nombre de Jesús, amen.

Anterior articulo:

Un muro de poder

Siguiente articulo:

Las Distracciones Compiten con Tu Propósito

También te puede interesar...

Publica un nuevo comentario