Cada día escribes tu legado

Dios es quién se encargará de capacitarte, ungirte y proveerte para cumplir tu propósito en esta vida. Hoy recibirás poder para llevar adelante tu misión y así dejar un gran legado de bendición en la humanidad.

En proverbios 20:7 dice: “Justo es quien lleva una vida sin tacha; ¡dichosos los hijos que sigan su ejemplo!”.

Tenemos una sola vida en este mundo para hacer la voluntad de Dios. Tenemos un corto periodo, pero de una importancia suprema. Cada día estamos haciendo historia, escribiendo nuestro legado. Las acciones y decisiones que tomamos a cada paso, marcan no solo nuestra vida, sino la de quienes nos rodean, la de nuestros hijos, familia y la de toda nuestra descendencia. Tal vez la fe y los valores de la palabra de Dios que sembramos hoy serán una gran cosecha para generaciones futuras.

Antes de perder el tiempo en cosas vanas o hacer cosas indebidas, piensalo dos veces, porque este tiempo no se volverá a repetir, y nuestras obras, proyectos, valores y ejemplos será lo único que quede para siempre. No desobedecer a Dios en cualquier cosa que hagamos tendrá un efecto incalculable ahora y en la eternidad. En Marco 10:29-30 (NVI) Jesús dijo: “todo el que por mi causa y la del evangelio haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más ahora en este tiempo (…); y en la edad venidera, la vida eterna”.

Hagamos esta oración:

“Señor gracias porque me abres los ojos para tener conciencia de que todo lo que hago es trascendente. Declaro que estoy equipado con tu Espíritu Santo para lograr todo aquello que me envíes a hacer, sembraré cosas buenas cada día conforme a tu voluntad y veré tus grandes recompensas en el nombre de Jesús. Amén”. 

Anterior articulo:

No arruines tus relaciones

Siguiente articulo:

Ama la vida y goza de días felices

También te puede interesar...